About Me

test

Duis autem vel eum iriure dolor in hendrerit in vulputate velit esse molestie consequat, vel illum dolore eu feugiat nulla

La Iglesia de Satán: ¿en qué cree?


En la entrega #76 (enero 06 del 2019) de los Golden Globes el ganador al mejor actor musical/comedia, el británico Christian Bale, agradeció a Satán por ser la inspiración para interpretar al vicepresidente Dick Cheney en el film que le otorgó el premio (Vice, 2018). 

Dicho discurso puede leerse en dos líneas. 

Por un lado, quizá desde la percepción más obvia, destaca el hecho de que Cheney es visto en la historia norteamericana como un personaje no muy grato por lo que Satán, visto desde la perspectiva religiosa tradicional, puede perfectamente ser una clara referencia al político estadounidense. 

Pero algo aderezó un poco el tema, y es precisamente por ello y a la temática en general del bLog de miguE, que damos pie a introducirnos un poco en la Iglesia de Satán

Son, precisamente ellos, quiénes mediante su cuenta de Twitter se sintieron bendecidos y honrados por el agradecimiento público de Christian Bale: 


Traducción: 

"Para nosotros, Satanás es un símbolo de orgullo, libertad e individualismo, y sirve como una proyección metafórica  externa de nuestro potencial personal más elevado. Como el talento y la habilidad del propio Sr. Bale le hicieron ganar el premio, esto es apropiado. ¡Salve Christian! ¡Salve Satanás!"

Y esto nos lleva a preguntarnos: ¿en qué creen los miembros de la Iglesia de Satán?... ¿En Satán?

La respuesta es más compleja o menos obvia de lo que se pudiera suponer. 

Anton Szandor LaVey, conocido como el Papa Negro, funda el treinta de abril de 1966 la Iglesia de Satán pero lejos de lo que a priori se pudiera pensar no lo hace porque aceptara o creyera piadosamente en Satanás sino, al basar su doctrina en Nietzsche, de hecho niega la figura del diablo como algo real.

La Iglesia de Satán es una crítica contra -principalmente- la religión cristiana al ser, para su fundador, una fuerza que reprime y atemoriza. 

Tomando un poco de su doctrina, los satanistas se definen como ateos, y conciben la vida en el aquí y ahora. No creen, por tanto, en ningún ser o hechos sobrenaturales y muchos menos adoran a divinidad alguna ya que la única divinidad que existe es el propio practicante. 

Es una especie de doctrina sátira que aboga por el individuo y rechaza todo pensamiento místico-mágico-religioso. 

Satán es solo una representación de la inteligencia y de la humanidad. Dentro del satanismo se persigue el desarrollo personal, el egoísmo y la satisfacción de los impulsos; es decir, la idea de la felicidad por medio de la abstinencia y culpa no es aceptada. 

Como dato curioso, la Iglesia de Satán está reconocida legalmente en los Estados Unidos. 



0 comentarios:

Publicar un comentario

¡Gracias por comentar!