Ir al contenido principal

Is the shit.



El lunes trece de marzo [de dos mil diecisiete] una usuaria de Twitter hizo que todo un país, México, se pusiera a dar clases de inglés vía red social.

La internacionalista, amante de su país (México), de escribir y del poder expresarse [según su "bio"] además de priista -política, de derecha-, hizo un comentario contra una cadena hotelera, Grupo Habita, en Twitter, cuestionando el por qué en la sucursal de la Condesa [Ciudad de México, México] se osaba aceptar a huéspedes que portaban con orgullo una chamarra negra que, en la parte de la espalda, presumía la leyenda "Mexico is the shit".

Link al tuit >>

Casi de forma inmediata los tuiteros se mostraron dispuestos, de forma tolerante y no, a explicarle a la susodicha que la frase no se traducía cómo "México es una mierda", sino, todo lo contrario, que es una forma coloquial de decir: "México es un fregón" (chingón, espléndido, etc.).

Este blog no tiene la intención de dar clases de inglés. Vayamos más allá.

Pocos días después el diseñador de la prenda salió a defender su creación argumentando, entre otras cosas, que el hacerla fue con la intención de enaltecer el nombre del país, tan de moda por Donald Trump [aunque fabricada en dos mil dieciséis sin intención política, asegura Anuar Layón, diseñador], y que, si se hizo en inglés, fue para que el mensaje tuviese mote internacional.

"La chamarra está en inglés porque queríamos impactar al mundo con la frase de que México es chido, que México está increíble para nosotros. En español era más complicado. Todos sabemos que el inglés es el idioma universal, que reina en la comunicación en el mundo, en muchos rubros."

"Es complicado porque estás utilizando otro idioma y un modismo (The shit) pero queremos que se corra la voz en el mundo y el mundo no habla español. Menos va a entender un slang mexicano como chingón. Lo hicimos porque quería impactar a más personas y ha funcionado."

Y aquí me quiero detener. Ya que esta reflexión apela a esto último.

Hace no mucho, el veinte de enero de dos mil diecisiete, hablé un poco al respecto de la ahora popular campaña mediática por "consumir" lo mexicano, de darle la cara a lo norteamericano y apostar por mostrarle la espalda -por decirlo a menos- a todo lo que defiende Donald Trump.

Pero al mismo tiempo hablé del malinchismo. El cómo cuando un extranjero nos ofende relinchamos tal potros desbocados pero, por otra parte, no nos asustamos ni nos enojamos al juzgar por indios, peyorativamente, a todo aquél indígena que vemos pasar, aquél, que le guste o no reconocer al "hombre de mundo mexicano", es nuestro "antepasado" común, el pilar de nuestra raza mestiza nacional.

Y en el mismo escrito hablaba sobre como siempre, en ese ímpetu por aparentar internacionalización, decir algo -en redes sociales, con nuestros conocidos- u oír solo música en inglés mola más que hacerlo en nuestra lengua.

Hablar español es, para nosotros -y eso es lo peor- sinónimo de ser miembro de la peor elite tercermundista, ignorantes e incultos. Es decir, si quieres sonar intelectual, y tener impacto con tus palabras o acciones, debes sí o sí, pensar, actuar y hablar la lengua de Shakespeare.

No estoy defendiendo a nadie pero, ¿de verdad se ocupa un mensaje en inglés para impactar al mundo?

Querer enaltecer a México tomándose fotos frente a la torre Trump con una chamarra que "le dice a su dueño" que lo mexicano es bueno, en inglés, le da más armas al magnate que a la causa defiende.

foto de Instagram >>

This is a country where we speak English, not Spanish.” Es decir "Este es un país donde hablamos inglés, no español.” Es una frase dicha por el Presidente Donald Trump que ignora, como otras muchas cosas, que no es el idioma oficial de la nación que preside. 

Aquí se debe de dejar a un lado que el inglés sea el idioma universal porque, se admita o no, aunque la chamarra tiene una buena intención y proyecta algo que muchos mexicanos deberíamos de sentir hacia nuestro país [orgullo de pertenecer a el] aporta un mensaje no tan convincente

Debemos de aprender a respetar lo nuestro, a convivir con la historia y rica cultura que tenemos y saber primero hablarla con propiedad [ortografía] para segundo, sentir nuestro idioma -que sí es oficial en México junto a sesenta y siete lenguas indígenas- como algo digno que merece la oportunidad de impactar el mundo

"México es un chingón" se leería bien y podría impactar de una mejor forma ya que le diríamos al mundo que somos sí fregones y que no necesitamos colgarnos de otras lenguas -o culturas- para resaltar nuestra nación

Si el tequila o el Chicharito se dicen igual aquí, en China o en Reino Unido... ¿por qué necesitamos gritar México is the shit en inglés y no usar en su lugar la versión en español?



Otras fuentes | Récord, Verne, Carlos E. Lang

Comentarios

  1. Si me di cuenta de esa noticia... vaya que estuvo presente y sobre todo en twitter... una cosa maravillosa

    ResponderEliminar

Publicar un comentario

¡Gracias por comentar!

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...