About Me

test

Duis autem vel eum iriure dolor in hendrerit in vulputate velit esse molestie consequat, vel illum dolore eu feugiat nulla

Dar el clima no debería ser noticia (reflexión).


No quiero que se mal entienda pero el mundo ha convertido en trending topic una noticia que debería no causar dicho revuelo porque, en teoría, tendría que ser algo normal y no un caso entre mil.

El pasado 21 de marzo se celebró el día mundial del Síndrome de Down, no es casualidad que sea este día: la fecha fue seleccionada por la Down Syndrome International debido a que el número es significativo de la triplicación del vigésimo primer cromosoma (mes 3, día 21).

El síndrome de Down (SD) es, según la Wikipedia, un trastorno genético causado por la presencia de una copia extra del cromosoma 21 (o una parte del mismo), en vez de los dos habituales [...]. Se caracteriza por la presencia de un grado variable de discapacidad cognitiva y rasgos físicos peculiares que le dan un aspecto reconocible.

Una cadena de Francia lanzó, aprovechando la cercanía del día del síndrome de Down, una campaña para que una chica, Mélanie Segard, alcanzará el millón de "me gusta" en Facebook y lograra su sueño: presentar el clima en cadena nacional, en Francia.




La chica de 21 años lo consiguió y presentó el quince de marzo [de 2017] en el canal France 2 el pronóstico del tiempo batiendo, según el canal, récords de audiencia alcanzando los 5,3 millones de espectadores.

La noticia rebasó fronteras convirtiéndose en todo una "hot new" a nivel internacional. El Presidente de la UNAPEI (Asociación francesa que agrupa a organizaciones en pro de los derechos de las personas con capacidades cognitivas disminuidas y a sus familiares), Luc Gateau, declaró en radio: 

"Mélanie es nuestra embajadora. [Ella] acaba de demostrar que una persona con una discapacidad puede realizar su sueño. La sociedad necesita esto".

Y aquí me detengo. Pero como dije, no me mal interprete, amable lector.

Claro que es un logro por sí solo, claro que se necesitan más victorias cómo la de MélanieEmmanuel Joseph Bishop (músico), María Bárbara Wetzel Aguila (atleta mexicana), Pablo Pineda (estudiante) ó Carlos Mendez (burócrata chileno), por decir solo algunos pero lo que no se merecen ellos, ni nosotros como sociedad, es hacer tanto escándalo ya que nos sorprende que una persona con Trisomía del par 21 (como también se le conoce al síndrome de Dawn) pueda sobresalir

Ése es el problema. 

Lo resaltamos, nos admiramos, lo celebramos... porque no creemos que personas "así" (vistas con discriminaciónhagan cosas que todos los demás, las "personas normales", hacen. Y cuándo, por ende, sobresalen o hacen algo "extraordinario" (cómo presentar el clima ¿?) se convierte en noticia, en la que se entre lee: "alguien que no considerábamos capaz de hacer algo normal acaba de hacerlo. ¡Wow!"

Ellos, las personas con síndrome de Dawn o cualquier persona con alguna capacidad diferente, necesitan ser considerados como parte integral de la sociedad, como miembros activos de la misma, con los mismos derechos y oportunidades. Merecen competir y hacer cosas "normales", no solo como una hazaña, (algo que se hace una vez y ya, como pasó con Mélanie) sino lograr levantar el veto con el que se le trata.

Ellos, las personas con síndrome de Dawn, lo único tienen es una discapacidad pero con apoyo pueden realizar y alcanzar cualquier meta que se propongan: desde estudiar, o practicar deporte, trabajar o inclusive presentar el clima, no como invitadas de honor sino como titular de la sección. 

Las personas con capacidades especiales no tienen "necesidades diferentes o especiales" solo tienen necesidades humanas, como todos nosotros.



Acaba de leer amable lector la edición no. 4 de mi newsletter semanal. Si le gustó, puede recibir una nueva edición cada domingo en su bandeja de correo, gratis.

2 comentarios

  1. Recién pude hacerme el tiempo para leerlo. Un lujo como siempre Migue!!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Oh, muchas gracias Martín. Me alegra que te haya gustado. Saludos :)

      Eliminar

¡Gracias por comentar!