9 de enero de 2016


Con la intención de contar una historia visual encantadora sobre la gracia y la belleza de las mujeres de Arabia, la firma italiana Dolce & Gabbana sacó el tres de enero -del dos mil dieciséis- una colección de lujo de ropa bajo el nombre Abaya Collection.

Esta es la primera vez que, pese a la pasión que diseñador Stafano Gabbana ha manifestado vía redes sociales por el Medio Oriente, en que la marca ha lanzado una línea de ropa exclusiva para este nicho de mercado. Años antes, dos mil trece, hizo lo propio cuando incursionó en Rusia. 

Aunque no es casualidad. Estimaciones financieras predicen que si en dos mil trece los árabes gastaron doscientos seiscientos sesenta y seis millones de dólares [en ropa y zapatos] para dos mil diecinueve la cifra se eleve a cuatrocientos ochenta y ocho millones. 

Parte del eslogan de la campaña cita que si el cabello de una mujer es considerado como una de sus principales expresiones de belleza, cuando ella lleva un velo, su maquillaje se convierte en fundamental; resaltando con ello que con las diferentes prendas de la colección, un selecto maquillaje y exóticos accesorios, las mujeres musulmanas pueden lucir a la último de la moda sin atentar contra sus convicciones religiosas. 

Las Hyjabs -Hijabs, velos- así como las Abayas, túnicas largas hasta el tobillo, mantienen los materiales y tendencias de colores tradicionales que la empresa emplea en su ropa occidental: seda y georgette. 

Recordemos que el velo, que lo usan las niñas desde la pubertad en presencia de varones ajenos a su familia directa, es parte medular de la tradición musulmana; y aunque Mahoma pide en el Corán que tanto hombres y mujeres se vistan de manera modesta [Surah 3, 40] son la Surah 24, 30-31 y la 33, 59 los versos que resaltan la vestimenta femenina -Hyjab, que significa ocultar, esconder-

"Y di a las creyentes que bajen la vista con recato, que sean castas y no muestren más adorno que los que están a la vista, que cubran su escote con el velo y no exhiban sus adornos sino a sus esposos, a sus padres, a sus suegros, a sus propios hijos, a sus hijastros, a sus hermanos, a sus sobrinos carnales, a sus mujeres, a sus esclavas, a sus criados varones fríos, a los niños que no saben aún de las partes femeninas. Que no batan ellas con sus pies de modo que se descubran sus adornos ocultos. ¡Volveos todos a Alá, creyentes! Quizás, así, prosperéis." Corán, surah 24, 31.

Al ser una línea exclusiva para el veintidós por ciento de la población mundial -estimado de musulmanes totales- se lanzará solo en Medio Oriente y en algunas boutiques de Londres y París [países europeos con más índice de musulmanes].

Pese a lo "open" que pudiese entenderse esta maniobra, de brindar moda a las mujeres sin violar sus tradiciones, algunas personas en redes sociales conservadoras han cuestionado la línea de ropa argumentando que ellas -las musulmanas- se cubren para complacer a Alá, y no a la moda

Debajo parte de la colección Abaya, primavera dos mil dieciséis. 




















¿Moda y religión deben estar peleadas? ¿Qué opina, amable lector?



dolce&gabanna, dolce gabanna, hijabs, hyjabs, moda lujo musulamas, colección abaya, abaya collection, stefanno
Imágenes de la Revista Style Arabia
Cita del Corán obtenida en Coran.org.arg

Post a Comment:

¡Gracias por comentar!

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...

El newsletter del autor:


Ver de qué se tratan >>

Artículos