Ir al contenido principal

Festejando cinco años del #bLogdemiguE: ¡gracias!


Siempre resulta difícil, aunque emocionante, comenzar a planear el mes de diciembre para el blogdemigue.com ya que inminentemente se viene a la mente el tener que programar lo que será el artículo para el día veinte pues conlleva reflexionar y meditar sobre un año más que ha pasado escribiendo para el.

Parece increíble que en dos mil ocho, un sábado veinte del último mes del año,  por  la noche, haya entrado a Blogger dispuesto a iniciar un blog. De hecho, cuando inicié con el mismo nunca pensé ni llegar a tanto con el ni lo ubiqué con la finalidad que actualmente tiene.

Mi caminar por en el mundo del bloggin ha sido especial ya que el #bLogdemiguE ha experimentado una especie de evolución -como yo mismo- con el paso de los años: de pretender formar parte de un proyecto de una revista de teología católica (por ahora fuera de línea) se convirtió, con los años, en el depositario de mis reflexiones y pensamientos fruto de mi andar en la carrera en ciencias religiosas.

Ante el hecho de que el blogdemigue.com cumple cinco años en línea quise hacer una excepción muy particular en el mismo. Primero, son pocas las ocasiones en  las que hablo en primera persona y de forma temporal (procuro que los artículos sean atemporales) y, segundo, y aún más impactante: he invitado a un buen amigo, ateo y a quien respeto, a que escriba unas líneas (que integro más debajo).

El tema -sencillo, breve pero excelente- fue a libre elección. Alfonso Romero  [@ponchoxeqradio] prefirió dedicar una especie de reflexión acerca del origen de las deidades citando un muy buen libro sobre el nacimiento de dios en la mentalidad humana -visto desde un punto de vista antropológico y ateo-; espero disfruten las palabras del creador del sitio -ya fuera de línea- Azeós.net:

Pepe Rodríguez en su documentado libro Dios nació mujer comienza con una lapidaria frase: hace sesenta mil años no existía dios. En efecto, la primera interrogante que a nuestros ancestros prehistóricos preocupó y que trataron de resolver fue: qué hay después de la muerte.

Imaginemos a una de las primeras comunidades nómadas tratando de entender el fallecimiento de uno de sus integrantes y descubrir de pronto en el cielo el vuelo de un ave de negro plumaje para, acto seguido, relacionar un hecho con el otro y concluir así que en el ave se ha reencarnado el alma del fallecido.

El cómo surgieron los dioses es un misterio pero a través de la investigación antropológica, arqueológica e histórica podemos deducir que, de entrada, prácticamente todas las culturas deificaron al sol y a los elementos como la lluvia, el viento, el trueno, etc. 

También hubo las deidades vinculadas con la fertilidad pero en algún momento de la historia y de la evolución intelectual humana surgieron los dioses unipersonales conservándose hasta nuestros días en donde actualmente podemos enumerar tres monoteísmo líderes en el planeta: judaísmo, cristianismo e islamismo.

No es mi intención hacer un ensayo sobre las religiones ni de sus dioses y orígenes pero agradezco la oportunidad de echar un vistazo al tema desde una perspectiva atea en ocasión al primer lustro del blog de mi amigo Miguel Ángel García Calderón, estudiante de Ciencias de la religión (que a mi juicio el nombre de la carrera es intrínsecamente contradictorio).

Descubro que él se asume como un libre pensador aunque en el fondo, y se nota aflorar a veces con sutileza y en otras con energía, su convicción en cuanto a fe es católica pero independientemente de ello su línea editorial, neutra, trata siempre de salir avante.

Es mi mejor deseo que su esfuerzo por intentar publicar temas de interés que atañen al ámbito de las religiones (que lo es, yo editaba dos blogs -uno de contenido ateo- y en algún momento desistí y abandoné los proyectos por diversas razones) siga adelante ya que siempre es admirable que pese a que en materia de creencias religiosas regularmente la intolerancia sea el hilo conductor de los argumentos el bLog de miguE luche por mantenerse ajeno a esta. 

Un abrazo Miguel Ángel.

Hablar de religiones, como comenta mi buen amigo Alfonso Romero, siempre es problemático porque ante tanta diferente manera de pensar es prácticamente imposible lograr una sana convivencia entre creencias e increencias, pero el blog, que intenta ser día a día una bitácora de asuntos religiosos desde un punto de vista neutral y tolerante, es lo que lucha constantemente y con ahínco hacer publicación tras publicación.

Agradezco a Alfonso por dedicar estas palabras a mi persona y al blog, es la primera vez que alguien ajeno a mí tiene un espacio en este sitio pero, con ocasión  a los cinco años que cumplo manteniendo y publicando en el #bLogdemiguE creí adecuado hacer una excepción para conmemorarlo.

Leer siempre desde fuera lo que piensan de mí y de mis escritos es simpático y honroso y sí, nací en un seno católico aunque mi carrera me exige neutralidad  en mis trabajos y es ese aroma el que intento impregnar día a día a cada uno de mis artículos. El respeto a las creencias de cualquier índole, siempre que no dañen a ajenos, será mi mejor dogma.

Gracias, sin duda, a la vida por la oportunidad de tener cierta facilidad para escribir pero gracias, aún más, a usted querido amigo lector que tiene a bien dedicarme unos minutos de su tiempo para leer lo que éste amante de las religiones le quiere compartir.

Pero mi más fuerte agradecimiento a quienes puedo decir son seguidores del bLog de miguE, aquellos que reciben en su correo electrónico cada publicación nueva, los que me leen en algún lector de RSS o los que vía Facebook, Twitter o Google+ están al tanto de cada una de mis artículos; sin duda las palabras que a veces me dirigen me dan las fuerzas para estirar mi tiempo y no abandonar tanto el blog.

Un punto aparte merecen las líneas que Alfonso Romero me ha dedicado. Gracias por regalarme un poco de tu tiempo. A él lo conocí mediante su ya caduco blog pero aunque no tengo el honor de conocerle en persona, sigo frecuentando su contacto.

Cinco años se escribe muy fácil pero son 317 artículos, 317 mil 150 visitas acumuladas (en los cinco años) y 94, 297 visitas en todo el dos mil trece, 98 seguidores en Twitter, 560 en Facebook, 109 suscriptores vía RSS y 59 seguidores en Google+.

Dichos números, asombrosos para mí, son gratos pero no los cambio por ninguna de las alegrías generadas a través de tantos días así como por los amigos-lectores con quienes he compartido más de una vez un agradable diálogo virtual.

¡Muchas gracias y espero, primeramente, leernos por un año más!

Comentarios

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...