¿En qué cree un ateo?


Sé que el título es polémico y, de hecho, divide opiniones pero antes de juzgarlo o sacar concluciones apresuradas me gustaría explicar un poquito el transfondo de todo ésto. 

¿Los ateos creen en la no existencia de dios? O, siendo más específicos, ¿los ateos creen en algo?

Dependerá mucho del ateo o tipo de ateo en cuestión. Algunos niegan la existencia de un dios sin una base [muchas veces influenciados por una amarga experiencia religiosa], otros rechazan la posibilidad de que un ser divino exista como resultado de un razonamiento exponiendo, con ésto, sus motivos para no creer en dios

En éste último caso, la formulación correcta podría ser: negación de una deidad puesto que creer, en el diccionario de la Real Academia de la Lengua Española, es definido como tener por cierto algo que no está comprobado o demostrado y, de acuerdo al pensamiento de este grupo de ateos, ellos tienen comprobado la inexistencia de un ser divino.

Dentro del estudio de las religiones -y creencias religiosas- mucho se dividen las opiniones. Algunos expertos afirman o ven al ateísmo como una religión moderna [o intento de] que, aunque cumpla o no con los estándares de una organización religiosa, sí tiene dentro de sus pilares la no creencia en dios.

Otros, sin embargo, negaremos ésto aunque con sus excepciones. El llamado Movimiento Ateo tiene consigo muchas acepciones ya que así como existen personas que se dicen católicas y no creen ni jota en los dogmas de dicha institución existen personas que usan el término ateo sin una sustento ni causal específica; algo así como por moda.

Bien sea de una u otra forma, deseo compartirles el pensamiento de Madalyn Murray O´Hair considerada en 1964 por la Revista Life como la mujer más odiada de norteamerica. ¿Por qué? porque fue una militante ateísta que luchó por la separación Estado - Iglesia

Nació el trece de abril de mil novecientos diecinueve siendo asesinada setenta y seis años después un veintinueve de septiembre [de 1995]. Fundó en 1963 la American Atheists [Ateos de América] luego de que le ganara una demanda al Sistema Público de Educación de la ciudad de Baltimore en donde ella se manifestaba en contra de la lectura en escuelas públicas de la Biblia.

Dentro del proceso legal alegó que cuando su hijo se negó a realizar lecturas bíblicas en el salón de clases éste fue víctima de burlas y agresiones físicas de parte de sus compañeros las cuales habían sido deliberadamente ignoradas por el centro de estudios. El fallo [conocido como Murray vs Curlett] fue de ocho votos a favor y uno en contra.

La histórica victoria abrió las puertas para que el sistema de educación norteamericana vetara bajo la etiqueta de inconstitucional la obligación de recitar oraciones o realizar lecturas bíblicas dentro de las aulas públicas del país.

En el juicio, el Tribunal Supremo de los Estados Unidos le pidió a Murray O´Hair que redactara una breve declaración de lo que significa ser ateo

A continuación sus palabras: 

El ateo se ama a sí mismo y a su prójimo en vez de a un dios.

El ateo sabe que el paraíso es algo por lo cual deberíamos trabajar ahora [aquí en la tierra] para que todos los hombres juntos lo disfruten.

El ateo sabe que no se puede obtener ayuda a través de la oración, sino que debe encontrar en sí mismo la convicción y la fuerza interna para encontrarse con la vida, aferrarla, someterla y disfrutarla.

El ateo sabe que solo en el conocimiento de sí mismo y de su prójimo puede encontrar el entendimiento que lo ayudará a vivir una vida plena de logros. Por lo tanto, busca conocerse a sí mismo y a su prójimo más que conocer a un dios.

El ateo sabe que debería construirse un hospital en vez de una iglesia.

El ateo sabe que se debe realizar una acción en vez de rezar una plegaria.

El ateo lucha por involucrarse en la vida, no escaparse hacia la muerte.

El ateo quiere que la enfermedad sea sometida, la pobreza derrotada, y la guerra eliminada. 

El ateo quiere que el hombre entienda y ame al hombre.

El ateo quiere una forma ética de vida y sabe que no podemos poner nuestra confianza en un dios, ni enfocar acciones con una plegaria, ni tener esperanza de que los problemas se terminen en el más allá.

El ateo sabe que somos los cuidadores de nuestros hermanos y de nuestras propias vidas; que somos personas responsables, que el trabajo se hace aquí y que el momento es ahora.

Como todo, lamentablemente ni todos los ateos saben o aceptan éste tipo de filosofar ni todos los religiosos siguen las propias. Las creencias, convicciones o ideologías tristemente varían de persona a persona incluso cuando ambas se declaran seguidoras de un mismo pensamiento.




Imagen | Flickr
Extraído | Sentipensante

Artículos Populares: