17 de septiembre de 2012


Para comprender medianamente el conflicto que se vive en Medio Oriente entre árabes y judíos tenemos que remontarnos un poco -diría más bien mucho- a la historia de la llamada Tierra Santa, considerada como suelo sagrado tanto para judíos, árabes y cristianos. 

La llamada Vertiente Fértil, su extensión total, donde actualmente se encuentran ubicados tanto Israel como los Territorios Palestinos históricamente nunca ha sido de nadie debido a que a lo largo de los siglos sufrió de diferentes conquistas. 

En el 333 a.d.e., Alejandro Magno conquistó a los persas y el territorio de Palestina, que era previamente de ellos, pasó a su dominio. Al morir Alejandro Magno la tierra pasa al dominio de la dinastía Ptolemaica. 

Antíoco III venció a los tolomeos en el 200 a.d.e y los judíos pasaron a ser parte del Imperio Selúcida. Su sucesor [Antíoco IV] buscó apoderarse de los tesoros del templo y suprimir el culto al dios hebreo queriendo implementar la religión griega ocasionando que el sacerdote Matatías [judío] y sus dos hijos, los famosos Macabeos, hicieran una rebelión derrotando y expulsando a Antíoco IV. 

Los descendientes de los Macabeos lograron fundar la dinastía de gobernantes-sacerdotes que llamaron los Asmoneos que se mantuvo, en paz, hasta el 63 a.d.e.

En el 63 a.d.e. el conquistador romano Pompeyo logró establecer a Palestina como tributaria de Roma. En el año 70 [ya de la era común -e.c-], el emperador Tito destruyó el segundo templo de Jerusalén, incendiándolo. 

En el 314, Constantino, emperador romano, instituye el cristianismo como religión oficial del imperio obligando a los judíos adoptarla.

A la muerte del emperador Teodosio -romano-, en el año 395, el imperio se dividió en dos: Imperio Romano de Oriente e Imperio Romano de Occidente

El primero, que mantuvo la soberanía sobre Palestina, fue gobernado por el Imperio Bizantino hasta el año 636 cuando los árabes conquistan a los bizantinos y Palestina pasa a ser gobernada por ellos.

En el año 1300 el Imperio Otomano [turcos] conquistó a los árabes, esa dominación duró hasta 1917. Los turcos son musulmanes [de religión] pero no son de etnia árabe así que el espíritu del islam perseveraría por unos años más en el territorio conquistado. Durante 400 años Palestina formó parte del imperio turco otomano.

En 1881 el gobierno otomano permite a los judíos ir a Palestina como peregrinos pero no para establecerse.

En 1882 se produce la primera ola de inmigración judía que provoca la primera protesta palestina y fruto de la cual el gobierno otomano prohibió la venta de suelo estatal a los judíos de Palestina.

Los escasos judíos que habían quedado dispersos en Jerusalén, después de las  conquistas árabes, lograron organizarse por medio del movimiento sionista nacido en 1896 que proponía la creación del estado judío dentro Palestina.

En 1897 se celebró el primer Congreso Sionista, en Suiza. Durante este congreso se creó la Organización Mundial Sionista, la cual se encargó, entre otras cosas, de adquirir tierra en Palestina para ser ocupada y trabajada exclusivamente por judíos.

Durante la primera Guerra Mundial [1914-1918], Francia y Gran Bretaña firmaron un acuerdo por el que Palestina quedaba bajo control británico después de vencer a los otomanos [traicionando las promesas de libertad hechas a los árabes palestinos a cambio de su colaboración en la lucha contra los turcos].

En diciembre de 1917, las fuerzas británicas entraron a Jerusalén y la convirtieron en capital del Mandato Británico sobre Palestina y Transjordania.

Gran Bretaña garantizó a los judíos un hogar nacional en Palestina en la Declaración Balfour. La garantía británica impulsó una nueva ola de inmigración judía: entre 1919 y 1942 llegaron 350.000 judíos a Palestina. Con ello surgió el Nacionalismo Palestino [OLP], la oposición a los sionistas.

En junio de 1922, la Liga o Sociedad de Naciones reconoció la conexión histórica del pueblo judío con Palestina y exhortó a Gran Bretaña a facilitar la inmigración y el asentamiento de judíos en ese país. 

Ese año Gran Bretaña estableció el emirato árabe de la Transjordania [hoy Jordania] dentro de tres cuartas partes del territorio del Mandato y prohibió que los judíos se asentaran allí.

Como consecuencia del holocausto [1947] era urgente que los judíos tuvieran un hogar pero GB ya no pudo lidiar con el problema pasándose a la ONU la cuestión palestina. 

El 29 de noviembre de 1947, la Asamblea General de la ONU votó por la partición de Palestina en dos estados: uno judío y otro árabe. La comunidad judía aceptó la partición, los musulmanes no.

La guerra árabe-israelí de 1948, también conocida por los israelíes como Guerra de la Independencia, fue el primero de una serie de conflictos armados entre ambos grupos étnico-religiosos.

El Mandato Británico en Palestina expiraba el 15 de mayo de 1948. Seis horas antes [para no coincidir con el Sabbat], durante la tarde del 14 de mayo, fue proclamada la independencia de Israel en Tel Aviv. 

El mismo día de la retirada británica de Palestina, tropas árabes comenzaron la invasión al recién proclamado Estado judío.

Las fuerzas israelíes eran menores a las árabes pero a pesar de eso Israel venció y en 1949 se firmó un tratado de alto al fuego por parte de Israel. Israel ganó la guerra y se anexó territorios que pertenecían hasta ese entonces al estado árabe.

En 1956 se realiza el bloqueo del canal de Suez que es nacionalizado por Egipto. El 5 de junio de 1967, Israel al ver que la diplomacia no funciona con Egipto continúa el bloqueo, inicia la Guerra de los 6 días como respuesta con la operación foco atacando a media mañana las fuerzas aéreas de Egipto. 

Con dicha guerra, los judíos conquistan más tierra árabe: Cisjordania, Gaza, Sinaí, parte de Siria y la parte este de Jerusalén.

En noviembre de 1967 Naciones Unidas adoptó la resolución 242 en donde tierra conquistada por Israel sería intercambiada por paz si los árabes reconocían al Estado de Israel. Desde ese año Gaza y Cisjordania están ocupadas militarmente por Israel.

En 1970 inicia el terrorismo por parte de árabes en la frontera de Israel al intentar los palestinos revelarse contra el yugo judío.

El 6 de octubre de 1973, día del Yom Kippur, fiesta judía, Egipto y Siria lanzaron un ataque contra Israel. La fecha había sido escogida con cuidado ya que la mayoría de la población civil israelí estaba ayunando y se encontraba en las sinagogas. 

La fecha tiene una connotación simbólica para los musulmanes pues según el calendario musulmán un 6 de octubre Mahoma decidió entablar la Batalla de Badr obteniendo la primera victoria musulmana contra los infieles de la tribu de Quraish.

El 18 de enero de 1974 se logra un tratado entre Egipto e Israel con la separación de ambos ejércitos.

El 29 de marzo 1979 firman Egipto e Israel un acuerdo de paz por invitación de EU donde Israel se retira de Sinaí mientras Egipto reconoce al Estado de Israel, en Camp David [EU].

La Primera Intifada [levantamiento contra el estado israelí] empezó en 1987 -por árabes- con la Guerra de las piedras. Esa guerra fueron una serie de batallas callejeras entre palestinos y miembros de las Fuerzas de Defensa de Israel en la que los primeros atacaban con piedras y otros objetos; la violencia decayó en 1991.

El 15 de noviembre de 1988 se declara el Estado de Palestina aceptando como su capital a la ciudad de Jerusalén.

El 13 septiembre de 1993 se firma una declaración de principios en Washington para la retirada de Israel de Gaza y de Jericó [Oslo I].

El 18 de mayo de 1994 Israel se retira de Gaza y Jericó, después se retira de Cisjordania pero hasta el 19 de enero de 1997 aunque todavía siguen siendo regidas militarmente por Israel.

Una de las vías por medio de las cuales los palestinos ejercen presión política sobre Israel es a través de atentados terroristas. En 1992 se inició la práctica de suicidas-bomba que desde mantiene en estado de alerta a la población civil israelí.

El 28 de Septiembre del 2000 el primer ministro israelí Ariel Sharon entró al Monte del Templo [Haram esh-Sharif], recinto sagrado de los musulmanes, en la ciudad antigua de Jerusalén. Los palestinos tomaron esta acción como un acto de provocación y declararon la segunda Intifada, intensificando los ataques terroristas contra el estado de Israel. 

En términos generales los árabes-palestinos quieren que Israel les permita tener un estado independiente y autónomo además de garantías para que la nación palestina pueda desarrollarse económicamente y que las fuerzas de militares de Israel salgan de los territorios ocupados en 1967. 

También piden -los árabes- se desmantelen los asentamientos judíos de sus territorios; además, que quede bajo su jurisdicción la zona este de Jerusalén [barrio musulmán] y regresen los refugiados palestinos que se encuentran en otros países árabes, especialmente en Jordania y Líbano.

Los judíos-israelíes quieren que los árabes cesen los atentados terroristas contra la población civil judía, reconozcan el estado de Israel, acepten los asentamientos judíos en los territorios ocupados.

Además piden que los palestinos no insistan más en el retorno de los refugiados palestinos y que les permitan mantener cierto control sobre los Territorios Palestinos para asegurar sus fronteras.

Debajo les dejo un mapa que muestra, cronológicamente, cómo han sido las variaciones territoriales del suelo en conflicto.


Imagen cabecera | Flickr
Mapa | Alif Nun

Artículos Populares: