Ir al contenido principal

Explicación a las Cuatro Nobles Verdades, el pilar del budismo.

cuatro nobles verdades, pilar budismo, gautama buda, nirvana, cuales son las cuatro nobles verdades

Cuando Gautama alcanzó el Nirvana [estado de iluminación al que aspiran todos los budistas] pasó a llamarse Buda [el iluminado] y con ello inició su predica de las Cuatro Nobles Verdades [fundamento de la religión Budista].

A continuación un esquema explicando cada una de ellas y su posible [de ser ciertas] aplicación en la vida diaria.

CUATRO NOBLES VERDADES.
VERDAD DEFINICIÓN PERSONAL APLICACIÓN EN LA VIDA
1. Ésta, oh monjes, es la Noble Verdad del Sufrimiento (Dukkha). 

El nacimiento es sufrimiento, la vejez es sufrimiento, la enfermedad es sufrimiento, la muerte es sufrimiento, asociarse con lo indeseable es sufrimiento, separarse de lo deseable es sufrimiento, no obtener lo que se desea es sufrimiento. 

En breve, los cinco agregados de la adherencia son sufrimiento.
Gautama Buda enseña en esta primera verdad que la existencia humana es intrínsecamente dolorosa, incluso la muerte pues creía Gautama que era el inicio de una nueva vida. La vida misma lo es. Y lo es debido a que estamos en un círculo vicioso (que el budismo lo llama Rueda del dharma) que es el que nos hace renacer y renacer. El sufrimiento no es exclusivo de un ser humano o de otro sino que alcanza a todos.
Mirar alrededor, observar, y vislumbrar que todo lo que sucede tiene un solo tinte: sufrir. El mundo está en vuelto en enfermedades, angustias, existe hambre, pobreza, y todo el mundo gira en torno a la estabilidad de una vida, que según Buda, es vacía. Vacía en el sentido de que a pesar de que se cumpla con todos los marcos de felicidad según el mundo el ser humano renacerá en algo con más sufrimiento y nunca podrá escapar de él sino es consciente de esta primera verdad y se hace algo para contrarrestarla. Todo lo que hacemos/vivimos es sufrimiento.
2. La segunda Noble Verdad es el origen de dukkha, el deseo o "sed de vivir" acompañado de todas las pasiones y apegos. 

Ésta, oh monjes, es la Noble Verdad del Origen del Sufrimiento. 

Es el deseo que produce nuevos renacimientos, que acompañado con placer y pasión encuentra siempre nuevo deleite, ahora aquí, ahora allí. 

Es decir, el deseo por los placeres sensuales, el deseo por la existencia y el deseo por la no existencia.
El origen del sufrimiento es el anhelo o la pretensión de cualquier escenario o condición que nos puede parecer placentera. Y el hombre desconoce la naturaleza de la realidad y por eso siente ansiedad mostrándola en el apego a lo material. Gautama Buda dice que el ser humano cree que algún acto, logro, objeto, persona o entorno lo conducirá a la satisfacción, pero esta satisfacción es sólo del “yo”, y Gautama predicaba que el "yo" no es más que una fabricación impermanente de la mente. Y así se resume que el origen del anhelo es la ilusión o ignorancia y es por eso que surge el sufrimiento en la vida del hombre (el dukkha) puesto que el hombre siempre anhela algo que satisfaga el yo.
Como se explica en la aplicación de la primera verdad, el ser humano siempre busca satisfacer el yo o lo que dice el mundo que transmite o que es generador de alegría, satisfacción y felicidad. Lo que genera ese deseo de tener lo que se cree hará al hombre feliz es una construcción de su mente, algo perecedero y consecuentemente, una felicidad no plena que tiene extinción. Si el ser humano no fabricara sus deseos entorno a su mente no existiría sufrimiento pero como siempre se guía por ellos existe tal dolor. El hombre debe de anhelar lo perpetuo, la felicidad que se puede tener más allá de la vida caduca que se vive en la tierra.
3. La tercera Noble Verdad es la cesación de dukkha, alcanzar el Nirvana, la Verdad absoluta, la Realidad Última. 

Ésta, oh monjes, es la Noble Verdad de la Cesación del Sufrimiento. 

Es la total extinción y cesación de ese mismo deseo, su abandono, su descarte, liberarse del mismo, su no dependencia.
El sufrimiento aunque es algo propiamente humano se puede erradicar de la vida del ser humano si éste logra superar su ignorancia para ir más allá. La solución al problema del sufrimiento del ser humano es el de alcanzar el Nirvana por medio de la meditación.
Al lograr conquistar el Nirvana el ser hombre cesará el dukkha.
Para combatir el sufrimiento originado de la falta de satisfacción que experimenta el hombre este se debe de enfrentarse de manera directa a dicha condición insatisfactoria. Al enfrentarse a la realidad la entiende cómo realmente es y sabrá las causas del sufrimiento y como no hacer para que surja.
Es así como se experimenta la capacidad de cada individuo para llegar al Nirvana, solución de desprendimiento de lo material para lograr la satisfacción espiritual.
4. La cuarta Noble Verdad es el Sendero que conduce al cese del sufrimiento y a la experiencia del Nirvana. Ésta, oh monjes, es la Noble Verdad del Sendero que conduce a la Cesación del Sufrimiento. Solamente este Óctuple Noble Sendero; es decir:

· Recto Entendimiento.
· Recto Pensamiento.
· Recto Lenguaje.
· Recta Acción.
· Recta Vida.
· Recto Esfuerzo.
· Recta Atención.
· Recta Concentración.
Para poder eliminar el sufrimiento de la vida del hombre el ser humano debe de tener una adecuada visión de las cosas, buenas intenciones, un modo de expresión correcto, realizar buenas acciones, tener un modo de vida adecuado, esforzarse de forma positiva, tener buenos pensamientos y dedicarse a la contemplación del modo adecuado.
En la anterior Verdad Buda nos expresa que el sufrimiento se puede extinguir. En esta última Verdad dice cómo: para extinguir el sufrimiento debemos seguir el Noble Óctuple Sendero; una serie de ocho recomendaciones que nos ayudan a tener una buena moral, sabiduría y concentración. Al vivir de manera recta, esforzándose y teniendo buenos y positivos pensamientos (entre otras cosas) puede el ser humano liberarse de las ataduras de lo material para aspirar al Nirvana y consecuentemente cerrar el ciclo de renacer.

Imagen | Flickr
Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...