Origen del día de san Valentín.

san valentín, origen 14 febrero, cupido, eros, día de los enamorados, origen fiesta san valentín, quién fue san valentín, historia san valentín, 14 de febrero, quien fue san valentin y que hizo

Sobre el día de los enamorados o del amor y la amistad se especula mucho en relación a su origen. La versión oficial o más aceptada dice que es por la memoria de un mártir ejecutado el catorce de febrero en el año 270 -san Valentín, sacerdote- que celebraba matrimonios clandestinos pese a existir un edicto que lo condenaba. Resulta ser que la idea tradicional dista un poco de la realidad. 

Siglos antes de que la religión cristiana se convirtiera en el credo oficial de los romanos ellos celebraban el quince de febrero la festividad del dios Lupercus [deidad de la potencia sexual]. Durante el rito los hombres sacrificaban a una cabra y un perro [animales considerados impuros] desollándolos [quitándoles la piel] para con sus restos formar látigos. 

Las romanas hacían fila para recibir una golpiza con dichos látigos; en la mentalidad de la época creían que con los golpes, en sus cuerpos desnudos, estimularían la fertilidad. El látigo era llamado Februalis [el que purifica] y de hecho se cree que por el recibe febrero su nombre. 

El acto de purificación data de la leyenda de Rómulo y Remo [fundadores mitológicos de Roma] ya que durante su reinado las mujeres se hicieron estériles y un oráculo de la diosa Juno les suguirió que por medio de latigazos de piel de lobo [alegoría del miembro viril] regresaría la fertilidad a las ciudadanas. 

Lupercales [Lvpercalia en latín] era el nombre que recibía la celebración en la cual una de las metas era que las mujeres terminaran con la piel color púrpura [por los golpes] ya que éste para los romanos era con el que se identificaban las prostitutas consagradas [y por ende elegidas, sagradas y fértiles]; posteriormente Helena de Troya vistió de dicho color en pro de ofender a su marido, y de ahí en adelante, el color tomó tintes feministas. 

Ya con el cristianismo oficializado en Roma el papa Gelasio I [tercer pontífice de origen africano y el número 49 de la iglesia católica] prohibió y condenó la festividad entre los años 496 y 498 trasladando -y cristianizando- el rito romano al catorce de febrero en memoria del mártir Valentín aunque sobre él hay varios mitos que entorpecen su veracidad. 

Lo curioso es que dentro del santoral católico existen al menos tres san valentines de los cuales se sabe por cartas apócrifas: uno de ellos era un médico que se hizo sacerdote ejecutado porque casaba soldados pese la prohibición del emperador Claudio II [el tradicional patrón del amor]; otro Valentín es un obispo de Italia de cuyo fiesta cae el catorce de febrero; otro es un mártir africano fallecido durante la conquista romana de su país natal. De hecho al buscar el nombre de san Valentín en la Enciclopedia Católica se refiere a éste como un número de santos mártires de la antigua Roma.

Para evitar confusiones en 1969 el santo fue eliminado del santoral cristiano aunque algunas iglesias locales le siguen festejando; esto se hizo en el afán de erradicar del calendario eclesiástico a santos de cuyo origen se cree es legendario. Los anglicanos y ortodoxos mantienen la veneración. 

Durante la Edad Media nació la costumbre de regalarse presentes entre los enamorados impulsados por la creencia de que este día [catorce de febrero] los pájaros se emparejan y es de aquí, se deduce, que el mártir Valentín pasó a ser patrono del amor anexándosele a su biografía la leyenda de los casamientos clandestinos ya que las actas más antiguas sobre la vida de los tres san Valentines datan de dichos años.


Pero no fue sino hasta en 1840 que la celebración tomó tintes más comerciales gracias a Esther A. Howland [artista] quien tuvo la idea de comercializar las primeras valentines [tarjetas postales] con forma de corazón, flores y demás artilugios románticos como Cupido, dios del amor romano apoyándose en las ideas medievales.

Imagen | Fr3ccia

Artículos Populares: