¿Quién es la diosa Ixchel?

19:13 , 0 Comments

ixchel, dioses mayas, diosa luna, ruta sagrada maya   

Hubo un momento, en la mitología maya, en que los dioses fueron mortales. En ese período existió una princesa llamada Ixchel quien fue pretendida por muchos debido a su belleza. Uno de esos varones fue un joven llamado Itzamná.

Un buen día a lo que hoy es Cozumel [Quintana Roo, México] llegó un príncipe proveniente de otro imperio; al ver a Ixchel, se enamoró de ella.

El hermano mayor de la princesa, Ixtab, planeó que ambos postulantes riñeran a muerte por la mano de su hermana. Itzamná estuvo a punto de derrotar a su rival pero el príncipe, suciamente, le hirió por la espalda matándole. Ixchel al ver la muerte de su amado optó por suicidarse junto a él.

Ixchel [i-t-el] o la blanca [por su etimología que se traduce por la de tez blanca] aunque antiguamente se trascribía como Ix ch´el,  Ix Chebel Yax, Ix Hunic e Ix Hunieta es la diosa, representada como la luna, que regía los aspectos de la fertilidad, la salud, el agua y la vegetación y era considerada inventora de la pintura y el tejido en el mundo maya.

Era representaban con características de luna, es decir, como una diosa joven que emula a la fase llena del satélite natural terrestre o como anciana asociada a la luna menguante, y con un ojo cerrado [muerta] simbolizando la luna nueva. Su esposo, como cuenta la mitología, es Itzamná, encarnado como el sol.

La luna, en muchas civilizaciones, es símbolo de feminidad, amor y ternura. Se asocia la luna a la fertilidad porque está estrechamente ligada con la fertilidad de la Tierra pues ésta rige los tiempos de siembra y cosecha.

Continuando con la mitología maya se nos dice que Ixchel procreó con su esposo a los dioses Yum Caaz [divinidad del maíz], a Ek Chuah [dios del comercio] y a las divinidades de los sacrificios y las estrellas además de las diosas de las aguas.

ixchel, diosa luna, mayas, maya, dioses mayas   

Ixchel dentro del panteón maya funge como la madre generadora, la diosa madre. Es una deidad ambivalente ya que por un lado es benéfica y maternal pero al mismo tiempo también es destructora. Es por esto que en ocasiones se le ve representada como una mujer joven cargando un conejo y otras tantas es una mujer anciana, de falda con huesos cruzados y una serpiente en su cabeza. Durante el esplendor de la cultura la diosa fue identificada además con el jaguar.

El conejo –que aparece en la iconografía de la diosa– simboliza, al igual que la luna, la fertilidad. La serpiente, compañera en las representaciones gráficas de Ixchel, es alusiva a la sabiduría y el conocimiento oculto. Los huesos en la falda de la diosa invitan a asociarla con otras diosas divinas y sugerir la idea de sacrificios humanos y de la muerte. Es por esto, se cree, que las parteras mayas acudían a ella solicitando la vida para el recién nacido, aunque como todo en el ciclo de la vida, también podían esperar que la diosa les brindara muerte.

Para los mayas la diosa luna carga en su vientre todas las aguas –de los cielos–; consigo llevaba un jarro lleno de agua y cuando quería lo volcaba sobre la Tierra provocando inundaciones y lluvias.

Para los pescadores mayas fue además de su diosa madre la patrona de las aguas marinas y de la pesca ya que Ixchel mandaba los huracanes y tempestades rescatando por ende el conocimiento maya sobre la influencia lunar sobre el mar, sus movimientos y mareas.

El mes Zip [del 21 de agosto al 13 de septiembre] estaba consagrado en especial a la diosa luna. En este tiempo en especial los médicos, pescadores y hechiceros peregrinaban a su santuario que estaba ubicado frente a lo que hoy es la península de Yucatán [en México].

El templo de Ixchel se localizaba en la isla Dcuzamil, provincia de Ecab [Cozumen, Quintana Roo, México]. Del puerto de Pole [hoy Xcaret, México] partían las canoas de peregrinos rumbo al templo Dcuzamil para solicitarle un oráculo a la deidad. En este convoy de feligreses iban también mujeres jóvenes para solicitar fertilidad.  Se dice además que la diosa tomaba bajo su protección –maternal y especial– a quienes visitaban su santuario.

Lo característico del culto a Ixchel era una danza conocida como Chan tuniah  por medio la cual solicitaban a la divinidad su ayuda para el saber médico, favores para la pesca, la fertilidad y buenas condiciones climáticas en la comunidad.



Imagen | Sylvain_Latouche 
Información Travesía Sagrada Maya / Isla pagana / Émula
Representaciones Ixchel Culturas / Curiosidades Prehispánicas / Inst. Quetzalcoatl

miguelangelgc

Analista plural y tolerante de religiones, apasionado por el fenómeno religioso, librepensador, filósofo, intento de escritor y en ocasiones un poco hereje.


"(...) un blog es la voz sin editar de un individuo."
Dave Winer.