About Me

test

Duis autem vel eum iriure dolor in hendrerit in vulputate velit esse molestie consequat, vel illum dolore eu feugiat nulla

Conceptos equivocados del ateísmo.

¿el ateo es amoral? Tratando de dar una opinión y definición honosta del ateo y/o ateísmo, opinión ateismo, conceptos sobre ateísmo

El ateísmo es una religión; ser ateo es igual a ser amoral o una mala persona. Estas frases se resaltan mucho entre los círculos de los creyentes o de los profesos de alguna religión y entre los estudiantes de las religiones pero poco a poco he caído en la cuenta de que esas ideas están erradas.

Cuando se estudia a las religiones establecidas y en general al fenómeno o hecho religioso de la humanidad y por ende del hombre se suele indagar en el ateísmo que es catalogado como una forma religiosa derivada así como el chamanismo, manismo, totemismo, animismo, fetichismo e incluso a la magia (entre estas curiosas maneras de religiosidad o seudo religiosidad se suele encontrar al ateísmo en libros de historia de las religiones); antes comulgaba con tal concepto [el ateísmo es una forma de religiosidad] pero con forme he indagado en el mundo religioso y en particular en el ateísmo he descubierto que esto no se apega en nada a la realidad. 

Aunque antes he dado mi opinión –precaria– sobre el ateísmo quiero profundizar más en ello. Primero, un intento de definición o acercamiento:

El ateísmo –nos dice el texto Historia de las Religiones de Manuel Guerra Gómez– acentúa la radical actitud de desconocimiento desinteresado de un o unos dioses y de lo religioso, de indiferencia e ignorancia, aunque también se refiere a su causa: el rechazo personalizado de las divinidades sobre todo pacíficamente heredado de los progenitores y del entorno social paganizado.  

La designación de ateísmo –menciona  la misma bibliografía– no/sin Dios se aplica a una realidad compleja, que admite varias parcelaciones: ateísmo práctico, pseudoateísmo, teórico o absoluto, neopositivismo, escepticismo, relativismo, agnosticismo, negativo, positivo y militante. Cada una de estas ramas clasificatorias las abordaremos en otros post con la etiqueta: ateísmo

El sacerdote y doctor en Filología Clásica y en Teología Patrística Manuel Guerra finaliza su sección de ateísmo con lo siguiente: “El ateísmo es un fenómeno no originario, derivado, e incluso una forma religiosa alternativa, sustitutoria, o lo que es lo mismo, no existe el ateísmo puro ni los ateos propiamente tales;  se niega la existencia de la divinidad e incluso cuando se lucha contra ella y contra cualquier manifestación religiosa (antiteísmo), se talla la imagen de un ídolo.” 

Para dicha afirmación toma las palabras del novelista ruso Fedor Dostoievski: “El hombre no puede vivir sin arrodillarse […] Si rechaza a Dios, se arrodilla ante un ídolo de madera, de oro o simplemente imaginario. Todos esos son ¡idólatras, no ateos!; idólatra es el nombre que les cuadra.”

Esta definición tan agresiva del ateísmo se obtiene cuando uno toma bibliografía de la BACbiblioteca de autores cristianos– y es más que obvio que si el lector se limita a ella satanice cualquier idea de ateísmo al ser una “religión idólatra” más pero lo importante es tomar la lectura como un trampolín para ir a otras fuentes. 


Por mensaje a la página de página de Facebook del bLog de miguE me hicieron llegar este mensaje: 

[El] Ateísmo es, en un sentido amplio, la no creencia en deidades u otros seres sobrenaturales. En un sentido más estricto el ateísmo es la posición que sostiene la inexistencia de deidades. Algunos la definen como una doctrina o posición que rechaza el teísmo, que en su forma más general es la creencia en la existencia de, al menos, una deidad.


El término ateísmo incluye a aquellas personas que declaran no creer en ningún dios ni fuerza ni espíritu divino. Según el historiador Francisco Díez de Velasco, ser ateo o negar la existencia de un dios o dioses no implica necesariamente no pertenecer a ninguna religión; existen religiones, como el budismo que niegan la existencia de dios o no mencionan la existencia de dios alguno y que, por consiguiente, son ateas o más correctamente no teístas.


Los postulados del ateísmo son contrarios a los que sostienen las creencias religiosas e implican una crítica a la religión. 

Lamentablemente tal definición no me llegó con su consiguiente bibliografía ya que entendí que no era una opinión de su emisor. Primero abordemos la definición que da el texto que menciono y después la que me llegó por Facebook. 

¿Qué opina un estudiante de religiones, como yo, del ateísmo?

El ateísmo acentúa la radical actitud de desconocimiento desinteresado de un o unos dioses y de lo religioso, de indiferencia e ignorancia…” 

El ateo, el verdadero ateo –en otros post explicaré bien ese punto– ni desconoce ni ignora aspectos religiosos. De hecho, conoce más de religiones –de todas– que un creyente moderno-promedio. No es indiferente al fenómeno religioso; para llegar al ateísmo nació en él –o ella– una duda existencial: ¿existe de verdad un dios? Y sobre dicho cuestionamiento se desencadenó investigación personal sobre el fenómeno religioso, textos sagrados, historia de religiones para llegar a una conclusión: ningún dios existe. 

… [El ateísmo] también se refiere a su causa: el rechazo personalizado de las divinidades sobre todo pacíficamente heredado de los progenitores y del entorno social paganizado."

El ateo promedio no heredó ateísmo sino todo lo contrario. Es común que un ateo provenga de una familia religiosa, piadosa y temerosa de un dios; así pues su principal entorno fueron templos, imágenes sagradas, historias espirituales y textos inspirados. Su ateísmo se ocasionó, como mencioné anteriormente, de una investigación desencadenada por el cuestionamiento de la existencia de dios y su actuar en el Universo. 


La designación de ateísmo: no/sin Dios, se aplica a una realidad compleja, que admite varias parcelaciones.” 


Coincido. Ser ateo gracias a Dios o considerarse ateo/hereje por no asistir a un culto u orar todas las noches no es sinónimo de practicar un verdadero ateísmo. El ser ateo es algo más, mucho más profundo, que como menciono, abordaré en otros post. 

El ateísmo… es una forma religiosa alternativa, sustitutoria…

Tiene mucha ilación con lo anterior. Un verdadero ateo no sustituye su fe en un dios por su no creencia en dioses o por su “creencia” en la ciencia, un ateo promedio-cómodo sí.  Una persona que se llama así mismo arreligioso o ateo no significa que no crea porque sabe sino muchas veces no cree –dice– por pereza intelectual o por comodidad. Un ateo sincero y verdadero no cree como consecuencia de un filosofar propio y una conclusión “lógica” de que la existencia de uno o varios dioses es irracional. 

Las palabras del novelista ruso son las de un creyente apasionado que ve como herejía y blasfemia la increencia en su dios. Supongo es un creyente cristiano pero se aplica a cualquier credo. Para una religión lo peor es que alguien no crea en su dios, que le reste poder creador y su omnipresencia universal.   


Vayamos ahora con la definición “faisbuquera”. 

Ateísmo es… la no creencia en deidades u otros seres sobrenaturales…  es la posición que sostiene la inexistencia de deidades. Algunos la definen como una doctrina o posición que rechaza el teísmo, que en su forma más general es la creencia en la existencia de, al menos, una deidad."

Sin duda la primera parte de este concepto es acertado, en parte, ya que no es una no creencia sino una afirmación o más propiamente una deducción lógica, una certeza. Un ateo sostiene que no existe ninguna deidad ni fuerza suprema creadora, omnipresente, omnisapiente  que controla y guía al mundo y su existencia. De la misma manera un ateo afirma que el Universo se mantiene y sostiene por causas científicamente probables: leyes que rigen y mantienen su orden-caos. Esto es, claro, una manera rápida de “definir” al ateísmo ya que una definición más propiamente dicha según un estudiante de religiones –o sea yo– será expuesta en otros post. 

…Ser ateo o negar la existencia de un dios o dioses no implica necesariamente no pertenecer a ninguna religión; existen religiones, como el budismo que niegan la existencia de dios o no mencionan la existencia de dios alguno y que, por consiguiente, son ateas o más correctamente no teístas.” 

Errado. Una cosa es ser ateo y otra muy distinta es ser no teísta. El budista es no teísta ya que no cree en un dios como tal pero sí en una “fuerza suprema” o absoluta y aspirar alcanzar el Nirvana que es, precisamente, generar una unión con tal fuerza fundiéndose en un absoluto. El ateo no pertenece a ninguna religión más sí, en algunos casos, a organizaciones civiles, conducta propia del ser humano que siente la necesidad –depende el individuo– de asociarse con gente que comparte sus mismos intereses: ateísmo, ciencia, literatura, etc.

Imagen | pablodf