About Me

test

Duis autem vel eum iriure dolor in hendrerit in vulputate velit esse molestie consequat, vel illum dolore eu feugiat nulla

Nos acabamos el planeta.


Se dice que más del noventa por ciento de las especies que han existido se encuentran desaparecidas ya sea por una extinción masiva o una de manera paulatina.

Y aunque la Madre Naturaleza en su mayoría se ha encargado de erradicar la vida que hace surgir es el hombre desde que ha habitado el planeta [irónicamente llamado Tierra cuando su mayoría es agua] quien hace que el proceso se haya acelerado y sobre todo que éste ya no sea selectivo, como antes, sino que de manera radical se ha arrasado con la vida a nuestro entorno que gratuitamente se nos da.

El ser humano no se conforma solo con destruir la vida a su alrededor sino también al mismo planeta, al hogar que tenemos, hasta ahora, todos en común. Nuestra naturaleza, como especie, es acabar con todo buscando nuestro egoísmo y propia exaltación; lo que nos estorba o entorpece es mejor eliminarlo. No sabemos ser uno mismo, nos importa poco que los demás compartan con nosotros nuestro ADN, nuestra raza.

Algunos dicen que habrá un Apocalipsis, un Armagedon o algo similar en donde una deidad se encargará de destruir todo para realizar un juicio universal de toda la humanidad [la pasada, la presente y la futura] pero, siendo realistas y sin ofender a nadie, eso dista mucho de ser verdad. Y puedo apostar que incluso no tendremos que esperar al Big Crunch ni a la explosión de nuestro Sol; el propio hombre está generando su ocaso, como especie y como ciudadanos del orbe; nosotros nos estamos encargando de eliminar nuestro planeta y de paso, la vida en ella, incluida la nuestra.

A colación les muestro un vídeo que presenta las cien especies más amenazadas -tan solo en el continente Americano- por nosotros, por el ser humano. Espero nos ayude a reflexionar sobre lo que estamos haciendo y sobre todo lo que permitimos con nuestra indiferencia para con esto poner un stop a nuestra vida y empezarnos a preocupar y ocupar por el bien de la casa universal del ser humano, la Tierra, con todos sus habitantes.

No seamos egoístas, el planeta les pertenece a todos: a hombres y mujeres, a las plantas, a los animales, a los océanos, a la tierra bajo nuestro pies, al Universo...



Imagen | Rufus Gefegenen 
Vídeo original | RARE