Ir al contenido principal

¿Rezar o actuar?

rezar o actuar

Curioso. Dicen que el cristiano, llámese de la índole protestante o católico, tiene que seguir las enseñanzas de su fundador: Cristo; y por tal, su conducta debe de basarse a lo que los Evangelios dicen que hizo y dijo Jesús de Nazaret.

Cuando una persona se enferma, por ejemplo, muchos de los que se dicen sus amigos y conocidos no cumplen al pie lo que pide una de las obras de misericordia: visitar al enfermo. Y se limitan a decir que pedirán y pedirán ante su dios, llamémosle Alá o Yahvé, su mejoría; yo me pregunto, ¿es válido solo rezar por la mejoría de alguien o también vale actuar y mostrar tu solidaridad visitando al enfermo?

Unos dirán que sí, otros opinarán lo contrario. ¿Qué podemos pensar? Si retomamos el punto inicial: el cristiano tiene que hacer, al menos en parte, lo que los textos neotestamentarios dicen que hizo y dijo Jesús. Así pues Cristo no solo rezaba, es más, regularmente nos mencionan las escrituras que él oraba por las noches, solo, y el resto del día se dedicaba a predicar y curar enfermos además de visitar y estar con sus amigos.

Y esto lo podemos aplicar no únicamente a cuestiones de mejoría de salud sino también a lo que respecta a otras cosas como obtener un empleo, tener dinero, ganarse la lotería, ¡en fin!, todo lo que habitualmente le pedimos o se le pide al Creador o a los santos.

Así que ¿qué opinar? Yo creo que, como dice un dicho mexicano: ni tanto que queme al santo ni tanto que no lo alumbre (refiriéndose a la cercanía de una veladora) que quiere decir que todo debe de estar en un punto medio. Okey, diría yo, recen todo lo que quieren pero eso no justifica o disculpa el hecho de una no visita al hospital o de no ponerse a buscar empleo (cuando se pide uno) ya que al menos que fueran monjes o monjas de claustro ¿cuántas horas al día se ponen a rezar?

Yéndonos al extremo… ¿cuatro horas diarias? ¿más, menos? ¡Por Dios!, está bien que le dediquen tiempo a su charla con el Creador pero valen más las acciones que las palabras, a éstas se las lleva el viento.

Lo digo porque es tonto oír como pretexto: no pude ir a ver (póngale el nombre que quieran) pero estuve pide y pide por su salud ¡o_O! No pongo en duda si existe un dios y si éste actúa o no en el mundo, allá cada uno con sus creencias o su falta de ellas pero no es válido, al menos pienso yo, justificar la falta de acción (de actuar) de alguien porque prefirió rezar; es como si en un incendio en lugar de huir (cuando se puede) se sienta la persona, se pone esperar, esperando que un aire milagroso o una lluvia repentina, en un día soleado, apague el fuego.

O sea, nadie duda que eso pueda pasar y que a ese hecho se le pueda llamar milagro (o casualidad) pero… es mejor huir y mientras se corre, rezar que esperar a que un hecho uno entre mil suceda.

Al menos eso pienso yo: rezar, sí, pero no dejar a un lado el actuar.


Imagen | lecoqpatife

Popular esta semana:

En Arabia Saudita ser ateo es como ser terrorista.

Así es, amable lector, loco pero terriblemente así de cierto. 
Con el objetivo de eliminar toda posibilidad de disidencia política, el rey Abdullah de Arabia Saudita proclamó el diecinueve de abril de dos mil catorce una serie de leyes que, en algunas de éstas, deja claro la definición de que los ateos son terroristas.
La propuesta de las leyes inició en enero de dos mil catorce y pese a que Human Rights Watch publicó en marzo de dos mil catorce un informe sobre los abusos de las propuestas de ley éstas procedieron sin problema. 
Éstos decretos crean un marco legal que criminaliza todo pensamiento o expresión disidente catalogándolo como terrorismo; las variaciones de pensamiento incluyen cargos como romper la lealtad con las leyes, difamar la religiosidad -ateísmo, entre otros-, sembrar la discordia además de intentar romper la seguridad interna al convocar manifestaciones. 
De acuerdo al Times de la India las leyes fueron motivadas buscando hacer frente al número de saudíes que viajaron…