¿Creer o pensar?

magia_ciencia

El Consejo Nacional de Ciencia y Tecnología (CONACyT) en conjunto con el INEGI preguntó a un grupo de mexicanos acerca de la percepción de éstos sobre la ciencia y la tecnología. Los resultados son sorprendentes y tristes.

El 83.6% de los encuestados afirmó confiar más en su fe (mayoritariamente católica) que en la ciencia, y el 57.5% confesó que piensan que los conocimientos que poseen los científicos los hacen personas peligrosas. ¡Ouch!

Otro punto importante que revela la encuesta es que el más del 75% acepta que ante enfermedades que la ciencia no reconoce o que le es difícil tratar recurre a limpias, homeopatía y a la acupuntura como métodos alternativos de cura.

Con esto se concluye que un alto número de personas, mexicanos, confían más en el Tarot, en los Horóscopos y en sus santos que en lo que nos dice la ciencia pues en muchísimas ocasiones, sino es que todas, una curación milagrosa es producto de una serie de factores que se conjugan. Las cosas no suceden por magia.

Explico. Existen series hechas en México que fomentan ese tipo de creencias pues ante una situación adversa rezan y no hacen nada y por arte de magia y un poco de aire (un aliento divino) las cosas se solucionan, muchas veces ni aún cuando terminan de hacer la oración. Como creyente que soy acepto y reconozco que Dios actúa en el universo pero todo en el cosmos lleva un proceso… como la evolución o sin ser tan drásticos, el nacimiento de un bebé; el niño no se produce en masa ni de la noche a la mañana sino que le lleva un proceso de maduración al feto que regularmente tarda nueve meses.

Aquí lo importante no es criticar las creencias de las personas ni poner en tela de juicio si los milagros existen o no sino el hecho de que para el pueblo mexicano, tristemente, la ciencia ocupa un lugar casi nulo en lo que respecta a explicar sucesos naturales y/o enfermedades. Y eso sí es para llorar.

Otros datos que pueden resultar de interés son: el 82% de los entrevistados comentó que entre una y 24 horas a la semana ve televisión, 47.4% que no lee periódicos, 66.9% que escucha menos de ocho horas las noticias, y 56.9% que tiene acceso a Internet.


Foto | Raymon Larose
Visto en | El Universal