¿Qué se festeja en Navidad?

que_se_festeja_navidad


Antes de iniciar este artículo les invito a mirar con detenimiento la imagen que encabeza el post. Son cuatro personas que expresan –o al menos eso intentan– justificar el por qué festejan  las fiestas decembrinas:


El primero de ellos es sin duda un cristiano –llámese católico o protestante– y como el autor de la viñeta es un ateo con humor un poco ácido hace uso de ello con un cerebro en la mano del creyente aludiendo que un feligrés no piensa, solo cree; la segunda persona que sale en la viñeta (de izquierda a derecha) es una mujer que cree en los beneficios que puede traer consigo el solsticio de invierno (nacimiento del sol) que se vive el veinticuatro de diciembre; el siguiente es el dueño de una transnacional que es feliz en las fiestas decembrinas por el consumismo que suele venir acompañado al nacimiento (celebración) del dios cristiano; el último… sin comentarios (je,je).

¿Por qué uso esta imagen? para reflexionar un poco acerca de lo que se vive –real y tristemente– en lo que el mundo conoce como la navidad. Lamentablemente lo que debiera ser una conmemoración para los creyentes –católicos y de otras denominaciones cristianas– en donde recuerdan y celebran el natalicio de Cristo, que es probado que no fue en diciembre sino en verano, se convierte en un pretexto para comprar y comprar una y mil cosas, muchas veces inútiles.

Curiosamente algunos ateos y agnósticos (aquellos que dicen que no creen pero no descartan la posibilidad de un dios) celebran las fiestas comiendo algo especial y entregándose regalos… del otro lado, los que se dicen creyentes, hacen prácticamente lo mismo: no van al templo, solo buscan qué comer y qué obsequiar. 

Es verdad que no todo es así; algunos creyentes rompen este esquema y viven las fiestas decembrinas como lo manda su rito y otros ateos realmente pasan el veinticuatro y veinticinco de diciembre como un día más. Como todo, siempre hay excepciones… afortunadas y lamentables pero qué triste que un gran porcentaje de la población mundial (fieles e infieles) solo pasan la Noche Buena como una velada de entrega y recepción de obsequios.

A continuación una imagen alusiva a lo que comento. Agradezco a mi amigo  Alfonso Romero quien me ayudó a traducirla: 

tistheseason
El hombre con los regalos pregunta: 

-¿Por qué ustedes los ateos no pueden respetar el espíritu de la navidad?

El espectacular que se está colocando, dice:  

Paz en la tierra a hombres y mujeres de buena voluntad.

¿A quiénes ilustra esta imagen? Todos los personajes de la tira son creyentes aunque el de los obsequios llame ateos a los otros. ¿Por qué? El dibujo trata de reflejar el verdadero espíritu –o lo que realmente se vive– en las navidades: el consumismo. Los otros creyentes, los vestidos de Santa Claus, muestran o tratan de expresar lo que debiera ser la ideología de estas fechas en todos los que se dicen celebrarla: un momento para reflexionar sobre nuestras fallas, perdonar a quienes nos ofendieron, amar a quienes nos han hecho daño… ¡en fin!, un espacio para abrir nuestro corazón al amor, a ese amor que se invita a vivir en los Evangelios canónicos.

Nunca es tarde para enmendar nuestros errores y mucho menos para perdonar, además, no es necesaria una fecha para amar a nuestros enemigos; todo el año el creyente –y en general el ser humano– está llamado a amar al otro, no porque se lo mande un dios sino por la sencilla razón de que su prójimo es de la misma especie que él.




Imagen cabecera| Dosis Diarias
Imagen en inglés | Atheist Cartoons


Artículos Populares: