Ir al contenido principal

¿Todo es gratis en Internet?

derechos fundamentales internet

Como consecuencia de mi blog algunos de mis amigos y conocidos al crear alguno -e incursionarse en este maravilloso mundo del bloggin [escribir en un blog]- me lo llegan a presentar para brindarles mi opinión, y no es que sea un experto en esto de los blogs ni mucho menos pero siempre te da confianza que alguien con más experiencia que tú en algún campo califique o sea de los primeros en ver un proyecto que inicias para brindarte buenos consejos.

Cuando esto pasa lo primero que hago, además de revisar el estilo, plantilla y demás artilugios que pueden estar o de menos o de más en el sitio en cuestión es prestar mi atención a las imágenes e información que utilizan. ¿Por qué? Es común que un usuario incluso promedio de una computadora sin conocimientos de la Nube -Internet- busque para algún trabajo en Google Images y utilice la que más considera adecuada al contexto de su escrito o presentación, incluso algunos sitios de internet, revistas y blogs hacen lo mismo. Yo lo hacía, no sólo en mi blog sino en los trabajos que presentaba en la prepa y en la universidad pero al ir especializándome en pro de conseguir un mejor blog toda la percepción de mi mundo 2.0 -web- cambió radicalmente.

Un amigo me dijo un día: Yo pensaba que todo en Internet era gratis, frase cual más equivocada. Si bien es cierto que al ver una película o serie on line sabemos que está mal o al bajarnos algún software privativo o canción de antemano aceptamos que incurrimos en algo ilegal se nos hace quizá absurdo pensar que sucede lo mismo al utilizar imágenes de terceros y/o contenidos de otros sitios web, incluso si son texto.








El Internet es una carretera de información pero no todo el contenido que vemos ante nuestros ojos es gratuito. La Red de Redes es una autopista que para bien o para mal, y creo que es más para mal, cobra peaje y con un alto costo intrínseco que aceptamos sin saber. Surfear en la Red tanto deja huella de lo que hacemos como representa acceso no ilimitado a cierta información.

Tristemente en este siglo XXI y gracias a las macro empresas como Yahoo!, Microsoft, Apple o más pequeñas incluso es que el Internet no está regularizado ni estandarizado, todavía se hace lo que se quiere y en cuestión de derechos, el usuario, o sea nosotros, no nos vemos nada beneficiados ya que al navegar en la mayoría de sitios aceptamos términos de licencia muchas veces sin leer y sin saber, que nos privan y limitan. 

La sociedad de la información en Internet es una falacia, una completa mentira pero no porque existan personas que se niegan a compartir lo que saben y lo que tienen sino porque las grandes empresas lo prohíben, lo limitan. A ellas no les conviene.

Como bloguero he tenido que ir aprendiendo todo esto muchas veces a regañadientes y a golpe y porrazo, como decimos en México. De hecho este blog es todavía testigo de estas lecciones de vida. Muchas de mis entradas actualmente están siendo editadas a un paso lento, pero seguro, dirían por ahí, pues en muchas de ellas utilizaba imágenes que me arrojaba el buscador de la gran G sin saber que tales gráficos estaban también protegidas por su autor de una manera privativa. Poco a poco he ido comprendiendo, asimilando y adoptando estas cosas y sobre todo le he tomado amor a la filosofía de la libertad, tanto en Internet como en la vida.

Considero que bloquear la música, las películas y las series es algo malo, bien pudieran las grandes empresas aprovechar este medio maravilloso que es la web para potencializar sus productos y ser cada vez más global y universal pero prefieren unos cuantos dólares legalmente ganados que una audiencia ávida de nuevo material. La publicidad siempre he creído que es una poderosa arma, bien podrían poner a nuestra disposición películas y series con sus respectivos comerciales, ¿a quién le molestaría ver Los Simpson, gratis, en el sitio de Fox, con un banner arriba anunciando Coca-Cola? En la música procede lo mismo, creo que es tonto jugar al gato y al ratón con eso de la piratería informática: existe y siempre existirá. Siempre habrá maneras de violar las privaciones y las protecciones, mejor, por qué no, permitir la libre descarga con una donación optativa y con un sitio con publicidad. Volvemos…. ¡qué importa que si mientras bajas el último éxito de Madona veamos un comercial de Pepsi, si su música será gratis!. Ya quien quiera el disco y el correspondiente librito que lo compre, y les aseguro, que habrá quienes sí lo compren.

Retomando el hecho que dio origen a este posteo, existe algo en Internet llamado Creative Cammons que es una licencia gratuita con la que uno protege los trabajos y materiales que sube a Internet. ¿Qué hace esta licencia que se abrevia CC? Bueno, pues te permite, al usuario, difundir el material a quién tú quieras, o sea, hacer copy + paste ilimitado, siempre y cuando no lo uses -el material- para un fin comercial -o sea venderlo-, respetes al autor, siempre lo menciones al final de tu artículo, etc., y en algunos casos se te pide que conserves el trabajo tal cual está o se te permite hacer modificaciones a tu gusto y antojo, esto último depende del autor. De antemano está decir que este blog cuenta con esa licencia, en donde no se permite hacer modificaciones pero sí todo lo demás.

Así pues al querer usar alguna imagen para acompañar tus posteos -artículos- se sugiere por el bien de tu conciencia y del Internet utilices imágenes con CC, o sea, aquellas en el que el autor te expresa su permiso para que las utilices siempre y cuando te acuerdes de quién fue el que las hizo. Existen infinidad de bancos de imágenes que te permiten, a manera de Google Images, buscar fotografías o gráficos pero con la novedad de que las imágenes arrojadas son gratuitas y de uso libre, la mayoría de estos sitios están en inglés y obvio, la búsqueda la tenemos que hacer en el idioma Shakesperiano. En lo particular a mi me gusta mucho Flickr, un tipo álbum virtual de Yahoo! que te permite publicar imágenes tanto con Licencia CC o con el famoso Copyrigth -todos los derechos reservados- y para dicho banco de imágenes -Flickr- les presento un link que tanto si hacemos la búsqueda en español o en inglés nos arrojará resultados buenos, de aceptable calidad y gratuitos, la mayoría son fotos: Compfight

Así que a manera de conclusión puedo decirles que la respuesta al título del artículo es: NO. Triste realidad pero así es la vida que nos toca vivir, al menos en este siglo. Ojalá algún día el Copyrigth se elimine de nuestras vidas, o de perdido del Internet, y podamos caminar en la Nube -Internet- disponiendo de todo lo que queramos de manera gratuita y legal.


Popular esta semana:

En Arabia Saudita ser ateo es como ser terrorista.

Así es, amable lector, loco pero terriblemente así de cierto. 
Con el objetivo de eliminar toda posibilidad de disidencia política, el rey Abdullah de Arabia Saudita proclamó el diecinueve de abril de dos mil catorce una serie de leyes que, en algunas de éstas, deja claro la definición de que los ateos son terroristas.
La propuesta de las leyes inició en enero de dos mil catorce y pese a que Human Rights Watch publicó en marzo de dos mil catorce un informe sobre los abusos de las propuestas de ley éstas procedieron sin problema. 
Éstos decretos crean un marco legal que criminaliza todo pensamiento o expresión disidente catalogándolo como terrorismo; las variaciones de pensamiento incluyen cargos como romper la lealtad con las leyes, difamar la religiosidad -ateísmo, entre otros-, sembrar la discordia además de intentar romper la seguridad interna al convocar manifestaciones. 
De acuerdo al Times de la India las leyes fueron motivadas buscando hacer frente al número de saudíes que viajaron…