About Me

test

Duis autem vel eum iriure dolor in hendrerit in vulputate velit esse molestie consequat, vel illum dolore eu feugiat nulla

Opinión sobre el ateísmo

image



Ser ateo, o abrazar el ateísmo, es negar que haya un dios, o negar que haya dioses, o negar que haya alguna realidad que pueda llamarse divina, o todas estas cosas a un tiempo.

Debido a algunos trabajos he tenido la oportunidad de charlar e interactuar vía mail o más recientemente por las redes sociales y el messenger con ateos, en su mayoría teóricos o practicantes. Lograr un diálogo con ellos es, por lo regular, complicado. Es casi similar a tratar de tener -o intentar tener- una conversación/debate religioso con un testigo de jehová o un mormón. Los ateos en su mayoría tratan de encerrarte o en un complejo juego de preguntas para tratar de cuestionarte o de plano sólo te atacan porque crees en un dios y eres un -como ellos llaman- borrego. Como todo, hay sus excepciones, y he logrado entablar una amistad con uno de ellos, mi apreciado amigo Alfonso Romero.


El ateísmo, lejos de ser totalmente una postura cerrada e incluso anticulta, es todo lo contrario. Los verdaderos ateos estudian, conocen la Biblia, el Corán, historia de las religiones, documentos normativos de cada religión y un largo etcétera muy impresionante, hay otras personas que se cuelgan el título pero que distan mucho del conocer los fundamentos del ateísmo como tal. Pero al mismo tiempo es curioso leer las conclusiones a las que llegan como consecuencia de su filosofar concluyendo la no existencia de una divinidad -cual sea que esta sea.

El ateísmo es un movimiento cultural muy importante, ellos no se consideran como religión o como un movimiento religioso pues no tienen nada en que creer -la no existencia de un dios es una certeza, no una creencia para ellos-, del mismo modo no siguen ningún conjunto de normas; la moralidad, según ellos, es una conducta propia de cada ser humano; en el caso de que son una comunidad ellos expresan que no, que si bien existen asociaciones o movimientos pro ateísmo es una forma de difusión de dicho pensamiento y no una organización a la que todos los ateos tengan que pertenecer.

Considero que siempre es bueno tener muchos puntos de vista sobre un hecho o un fenómeno específico ya que esto nos permite, a todos los que estudiamos las religiones, tener una perspectiva diferente sobre el hecho/fenómeno religioso. En mi caso muy particular he aprendido mucho de documentos ateos ya que al ser un tanto neutrales -y digo un tanto pues no lo son ya que lejos de lograr neutralidad atacan sin cesar- puedes ver la perspectiva religiosa de diferente manera que desde la fe.

¿Es bueno, es malo? Simplemente es una corriente de pensamiento y no porque dicho filosofar dista de nuestro pensar –en mi caso- tenemos que tachar o reprimirlo como ellos a veces lo hacen con las deferentes creencias religiosas. Tenemos que aprender a ser tolerantes. Si bien es cierto que desde una perspectiva de fe dicha corriente se abre mucho a lo que es el idea del acercamiento del hombre hacia con dios no necesariamente todos los hombres tienen que conducirse hacia el mismo lado y al ser seres con libre albedrío, tenemos la libertad de escoger buscar o no a una deidad.

Algunos expertos piensan y dicen que no existe el ateísmo en su totalidad ya que es necesario creer en algo o en alguien en algún momento particular de la existencia ¿por qué? Porque la creencia en algo/alguien viene en cada ser humano por el hecho mismo de ser hombre. El ser humano, visto desde cualquier perspectiva, es un elemento finito en la naturaleza y por ende, limitado e inferior y como tal necesita algún tipo de razón que le indique el por qué de su presencia en este mundo para así darle un sentido a la misma. Es esta razón la que lleva a los ateos a fijar sus ideas o en negar a Dios -que se convertirá en una obsesión, un estilo de vida- o en justificar todo científicamente, incluso aquello que no encuentra una justificación en dicho apartado. Son estas razones las que crean en la persona atea una razón a su existir, le dan un sentido a su existencia de alguna manera.

Independientemente de esto, considero al ateísmo como un elemento importante y muy interesante. Yo he aprendido de el. No todos los ateos se presentan al diálogo con algún religioso pero cuando se logra establecer el diálogo se puede crear una amistad muy fuerte con ellos. No son unos bichos raros ni nada de eso, son personas con ideas distintas a la mayoría, pero no por eso, cosas raras de la sociedad.

Imagen |Flickr