23 de marzo de 2010

El varón y la mujer son iguales ante la ley, esto reza el artículo cuarto de la constitución mexicana y por lo cual entiendo que vivo y soy ciudadano de un país que goza de igualdad, en donde no se discrimina a nadie y en donde todos somos tratados por igual. Tristemente esto no es cierto y lo digo porque viví una discriminación.

El 18 de marzo fui con una amiga a un mandado y para ir usamos el Macrobús [sistema de autobús de tránsito rápido]. Ésta sería la segunda vez que utilizo este medio de transporte que en mi personal y muy humilde punto de vista ha sido una pérdida de inversión del dinero público ya que se tiene comprobado que en muchos lugares este tipo de transporte no ha funcionado y que de hecho no lo considero una opción ecológica pues funciona con diesel descartando autobuses como el Trolebús [sistema de autobuses eléctricos] que sí son ecológicos… pero bueno, este no el tema de este posteo y seguir con esta reflexión desde este punto equivaldría a cambiar el tema radicalmente.

Cuando llegamos a la estación yo me sentí un experto pues mi amiga no había usado nunca este sistema articulado de transporte por lo que aunque era mi segunda vez fungía como guía. Algo me llamó la atención al llegar a la parada, fue el letrero de más abajo en donde reza ingreso preferente mujeres. Esto me pareció interesante y curioso pero no pasó de ahí mi atención, aunque esto cambió al momento de subirme al vagón.

18-03-10_1043

18-03-10_1042

Después de un rato nos subimos y observé hacia atrás del camión y ¡oh sorpresa!, vaya chasco que me llevé:

18-03-10_1037

Lejos y apartadas del camión estaba una zona delimitada con el mismo logo del ingreso preferente. Como no podía observar bien el lugar de aislamiento me acerqué para tomar fotografías más de cerca:

18-03-10_1039

18-03-10_1038

Me pregunté qué era o de qué se trataba este espacio radicalmente marcado en donde se separaba racialmente a las personas por género sexual. ¿Dónde está entonces la supuesta igualdad en todo? Investigando un poco ya en casa me topé que esto fue una medida para mermar la incapacidad del gobierno estatal ante el hecho de acoso sexual de las mujeres en la vía pública, específicamente, en los medios de transporte.

Se supone que vivo en un país igualitario y al tomar esta medida lejos de promover la igualdad se hace ver discretamente a la mujer como un grupo vulnerable de la población, cosa que dista de la realidad. El hecho de ser mujer es un don, sí, un regalo divino o de la naturaleza [como se le quiera llamar] y el sexo masculino debe de tender a un respeto hacia ellas no por lo que son sino por las capacidades y destrezas que éstas realizan. Al hacer esto lejos de buscar una protección se ve más o se promueve una lástima a los seres humanos que carecen de la capacidad física y mental para defenderse y por eso se le tiene que apartar de la sociedad… bueno, al menos eso proyecta el gobierno, esa mentalidad da el gobierno que tiene de la mujer en general.

image

image

Al bajar rumbo a nuestro destino original mi amiga me comentó que se sentía en un país del lejano oriente: quizá Afganistán o Irán, comentaba. Y es que como lo expreso líneas arriba, esta medida no es para nada una solución, es una medida feminista extremista en la que según se promueve algo a favor del sexo femenino pero que deja de estar en esa línea y más en la de somos un grupo vulnerable que no se pueden defender solas.

¿Dónde queda entonces la igualdad de géneros, el promover un mismo trato? Creo que esta medida es retrógrada y anticuada. Y lejos de dar una solución a un problema, lo agravará. Que se eduque a los niños desde pequeños en las escuelas a brindar un trato equitativo a los demás, no importando su género o su condición social, que en eso invierta el gobierno y no en separar como meros animales a las razas humanas en un autobús público.

Ya sólo faltan los espacios preferentes para homosexuales, negros, travestis… en fin, hacer el camino al trabajo o casa un verdadero circo para quienes no son catalogados con ninguna preferencia, riéndose de los anormales.

dos últimas imágenes: elinformador

16 de marzo de 2010


El mundo mundano, secular o de plano no creyente siempre han tachado la postura de la iglesia católica con respecto a la masturbación y a las relaciones sexuales pre-maritales como algo anticuado. 

De hecho entre los argumentos de algunos dicen que el plano sexual es una necesidad fisiológica fundamental del ser humano por lo cual al ser esto prohibido o vetado por el clero hacia sus fieles pues lo ven como anti humano.

Si bien estaría de más explicar en este post qué es la masturbación si puedo tocar la definición que da el Catecismo de la Iglesia Católica al respecto en su punto 2352:
Por masturbación se ha de entender la excitación voluntaria de los órganos genitales a fin de obtener un placer venéreo […] La masturbación es un acto intrínseca y gravemente desordenado. El uso deliberado de la facultad fuera de las relaciones conyugales contradice a su finalidad, sea cual fuere el motivo que lo determine. Así, el goce sexual es buscado aquí al margen de la relación sexual [que realiza el sentido íntegro de la mutua entrega y de la procreación humana en el contexto de un amor verdadero]
Si se le fríamente se puede confirmar en algunos el pensar que la postura de la jerarquía es retrógrada y qué querer, utópicamente, que sus fieles guardarden  ésto sabiendo que es satisfactoria es ilógico. Bueno, este miércoles de ceniza, cuando fui a una parroquia local a imponerme ceniza y oí la reflexión previa con mucho interés. 

El diácono [seminarista en servicio social previo a su ordenación] habló de la importancia de practicar el ayuno, la oración y la caridad en este tiempo litúrgico de preparación previa a la pascua cristiana. Si bien esta reflexión no pretende abordar cada uno de los temas tratados  sí partiré de lo que se dijo con respecto al ayuno y que me hizo ligarlo perfectamente con el pensamiento acerca de la masturbación. 

El seminarista habló sobre el cómo participar del ayuno y cómo hacer de éste algo cristiano. El futuro padrecito nos decía a los presentes que si bien el comer es algo bueno y una necesidad propiamente de la fisiología humana, el privarnos de ella con un fin espiritual nos ayuda. El comer, comentaba, es algo natural y necesario, de hecho el alimento matutino es el que nos da fuerzas para el día y muchos especialistas lo mencionan como el alimento más importante[…] Entonces, si la Iglesia sabe esto, ¿cómo es que lo promueve? –nos preguntaba, obvio, nadie respondió. 

Si nosotros le damos a nuestro cuerpo –nos decía- todo lo que nos pide, lo haremos co-dependiente de todo esto; si lo privamos en ciertos momentos de algo necesario o vital para el lo que haremos será fortalecerlo y que no sucumba tan fácilmente a tentaciones específicas con dicha necesidad fisiológica fundamental. Si logramos practicar el ayuno junto a una oración sincera y profunda lograremos darle un sentido cristiano a éste […] y así fortaleceremos nuestro cuerpo frente a tentaciones más fuertes. Al oír estas palabras me hizo pensar que la idea de ayuno se puede trasladar no sólo a alimento sino a todos los campos de necesidades vitales del hombre, en este caso: el placer sexual

Según la escala piramidal del psicólogo Maslow sobre las necesidades del ser humano, dentro de las primeras [la fisiológicas]  están: la necesidad de respirar, beber agua, y alimentarse, mantener la temperatura corporal, necesidad de dormir, descansar y eliminar los desechos, evitar el dolor y tener relaciones sexuales [o placer sexual]. Por ende las primeras que se tienen que buscar satisfacer son estas, y como vemos aquí lo sexual ocupa un lugar privilegiado dentro de los elementos fundamentales que debe de tener el ser humano para su bienestar bio-psico-social

Entonces, ¿cómo es posible o cómo justificamos el freno ante la masturbación o las relaciones sexuales previas a un sacramento religioso? pues con el fundamento que al practicar el ayuno sexual fortaleceremos y de paso educaremos a nuestro cuerpo para que éste sepa controlarse ante los impulsos, a veces animales, que experimenta el ser humano ante la necesidad de sentir placer.

Si se vive un cese voluntario a ciertas pasiones, por más que cueste a veces lograrlo, poco a poco lograremos hacernos dueños de nuestro cuerpo y poder vencer tentaciones más fuerte, por ejemplo, cuando estemos casados y así no romper fácilmente la fidelidad que prometemos a nuestro conyugue ante tentaciones en nuestro entorno cotidiano. 

La Iglesia ve como bueno el hecho de las practicas sexuales entre individuos de diferentes sexos dentro del sacramento del matrimonio pues dentro de él se vive el amor, el respeto, se busca el fin procreativo y se alienta a la fusión sincera de donación al otro por amor. Las practicas sexuales fuera del matrimonio con otras personas o con un objeto o tu mano se ven mal porque ayudan a flaquear el cuerpo del creyente y que éste no se fortalece. Hay que darle a nuestro cuerpo lo que necesita pero no permitiendo que sea él quién nos domine. Así al llevar este tipo de ayuno, podremos, a base de una educación dada al cuerpo, cuándo darle lo que pide.

Es por eso que la iglesia católica promueve la no práctica de la masturbación ni de prácticas sexuales previas al sacramento conyugal, ya que así, como madre de los fieles creyentes, logra con este freno moral y psicológico, fortalecer la mente y cuerpo de sus hijos para que éstos no flaqueén tan fácilmente ante las tentaciones de la vida ordinaria.

8 de marzo de 2010

templo de jerusalén, herodes

El Templo de Jerusalén estuvo situado en la explanada del monte Moria donde se ubican actualmente la Cúpula de la Roca y el único vestigio del templo que queda es el muro de los lamentos –o Kotel.

En el 21 a. C. y después de su destrucción, el rey Herodes el Grande decidió su restauración respetando la planta física del edificio, ampliando los patios y añadiendo los muros exteriores dándole a éstos, ocho entradas. Logró levantar el más majestuoso santuario religioso de la época antigua. Los romanos comandados por Tito lo destruyeron por el 70 d.C. culpando a los cristianos por su incendio, acto seguido este naciente movimiento se separó del judaísmo ya que éstos los despreciaron. Ahora Alec Garrard -un agricultor jubilado- después de 30 años de un arduo trabajo iniciado a sus cuarenta años logra revivirlo aunque sea sólo en forma de una majestuosa maqueta.

templo2

templo3

templo4

templo5

templo6

templo7

templo8

templo9

templo10

templo11

templo12

templo13

templo14

4 de marzo de 2010

Cuando vi la imagen que acompaña a esta entrada lo primero que pensé fue hacer una de las ya populares protestas que suelo subir al bLog en donde expreso mi coraje ante humor ateo o burlas que se suelen hacer los no creyentes o miembros de las diferentes religiones a la iglesia católica o a cualquier denominación religiosa pero después de meditarla –y reírme- recordé una columna del cardenal de la Arquidiócesis de Guadalajara, México –lugar donde vivo- y decidí relacionarlas de tal manera que se viera, aunque a muchos les pese, la verdad de este gráfico.

2164398728_8f4c1b2960_o

ATENCIÓN, FANÁTICOS RELIGIOSOS,
ABSTENERSE DE LEER ESTA REFLEXIÓN YA QUE PUEDE ATENTAR
CONTRA LA FORMA EN QUE VEN A SU RELIGIÓN.

Artículos Populares: