About Me

test

Duis autem vel eum iriure dolor in hendrerit in vulputate velit esse molestie consequat, vel illum dolore eu feugiat nulla

Cultura del valle del Indo: resumen.

hinduismo, valle del indo, civilizaciones antiguas

Los primeros restos arqueológicos de los pueblos que habitaron la periferia del río Indo se encontraron en la década de 1920, en ese momento se creyó que la civilización sólo estaba limitada con el valle del río, por lo cual se le dio el nombre de “la cultura del valle del Indo


Más tarde, y gracias a nuevos descubrimientos, se vio que su extensión era más amplia ocupando toda la zona noroccidental y occidental del subcontinente Indio.

La civilización vio su nacimiento entre el 2,400 y 2,500 a.C. Planearon muy bien sus ciudades ya que contaban con un orden en sus calles [que estaban trazadas] y levantaron viviendas para todo tipo de clases sociales [de múltiples habitaciones para la más alta clase y de una sola habitación para los obreros o alfareros] aunque ambas viviendas contaban con un baño con ducha y retrete que estaba conectado al complejo sistema de alcantarilladlo que tenían.

Existieron dos ciudades principales: Harappa y Mohenjo Daro. La segunda ciudad se presume que fue el centro urbanístico de la civilización, y de la primera se cree que fue el centro administrativo, por lo cual a esta cultura también se le conoce como cultura Harappa. 

Para lograr levantar una civilización como ésa comparable con la mesopotámica o egipcia se tuvieron que integrar varias culturas pequeñas. Lograron ocupar el área más extensa entre las civilizaciones antiguas y desarrollaron una escritura propia que hasta la fecha [2009] no ha sido descifrada.

Fueron una cultura que dependía totalmente del río del que se asentaron [el río Indo] y de sus cinco afluentes principales. El río Indo inicia en el actual Tíbet y termina en el mar Arábigo, cubriendo una longitud de 3040 km. Su urbanismo se desarrolló en torno al río por lo que la sociedad era principalmente agrícola [sembraban trigo, cebada y legumbres], aunque no fue el único oficio que desarrollaron, también fueron ganaderos [con crianza de asnos, bueyes, búfalo de río y elefantes (que posteriormente se vincularía con la religiosidad hindú)], metalurgos y comerciantes [principalmente de artículos de lujo]. Fueron la primera civilización en hilar el algodón, y de hecho, este material sigue siendo el más importante en la India actual.

Edificaban sus casas con adobe y ladrillos, utilizaban herramientas hechas de huesos. Concibieron una red muy bien planificada de infraestructura y de drenaje. Adornaban sus cuerpos con ornamentos de plata, oro, marfil y piedras preciosas. Usaron el cobre, herramientas de bronce, y el barro para uso doméstico.

Aunque no hay pruebas arqueológicas que avalen la forma de organización social se presume que su sociedad estaba dividida por sus ocupaciones [por la organización de sus viviendas] y que tenían un gobierno organizado aunque se desconoce si era una monarquía o una aristocracia. Llegaron a tener entre 20 mil y 40 mil habitantes.

La cultura del valle del Indo ocupa el periodo prehistórico de la historia de la India. No existen hallazgos de objetos religiosos, aunque se presume que su religiosidad ocupó un politeísmo básico vinculado al aspecto sexual. Tenían deidades masculinas y femeninas resaltando la diosa madre.

Desarrollaron arte sobre todo a nivel alfarero con la elaboración de estatuillas y de sellos con representaciones de animales que se creen eran sagrados para ellos. Se presume de la práctica de ritos simples.

Se cree que su decadencia [por el año 1600 ó 1500 a.C.] se debió a las inundaciones seguidas, al cambio en el ecosistema [sequía del río principal] y a la invasión aria. Después de esta invasión surgió la época védica que estructuraría la religiosidad hindú.

La religión que profesaron fue primitiva, aunque no hay vestigios arqueológicos de ella. En esta civilización se manifestaron los primeros elementos religiosos del naciente hinduismo: se dio un culto a las divinidades agrícolas, empezaron a aparecer dioses locales y una adoración a la diosa madre que llegó a ocupar un puesto “universal” en su culto antecediendo a la adopción de la Trimurti o de Brahama con la práctica henoteísta.

Los arios contribuyeron a la implantación de más elementos religiosos cuando invadieron a esa cultura, dando paso a la época védica y terminando así con la civilización Harappa. Le dieron una estructura social con aspectos religiosos a la naciente nación India, incorporaron los Vedas, trajeron consigo a los brahmanes y la organización por castas.


Imagen | Shiva