Reflexión: La importancia de recordar.


Publicado originalmente el veinte de septiembre de dos mil dieciséis en Filosofía en la Red.


Quiero aprovechar un suceso que vivimos, o más bien recordamos, todos los diecinueve de septiembre en México. Se trata de un evento que cambió a todo el país y que impactó de muchas maneras a la Nación. 

Me refiero al tristemente célebre sismo de mil novecientos ochenta y cinco qué afectó a las 07:17 (hora local) con una escala de Ritcher de 8.5 grados la capital del país. 

Yo no había nacido aún pero la historia nos dice que ante una carente cultura de atención a emergencias y a una falta de la protección civil en una zona por naturaleza sísmica (gran parte de la capital mexicana descansa sobre un antiguo río) dieron comoresultado una cifra incierta de muertos y miles de pesos (dólares) en pérdidas materiales. 

Una de las consecuencias del Terremoto fue la fundación del Sistema Nacional de Protección Civil México y la consecuente encomienda nacional en difusión, desde la educación básica, de la cultura de protección y actuación en caso de desastres. 

Todos los años, al medio día, los edificios públicos y/o gubernamentales tienen por obligación realizar un simulacro de evacuación más por recuerdo a las víctimas que por el hecho de la formación de cultura cívica ya que ésta, afortunadamente, puede decirse que está medianamente asentada en la idiosincrasia mexicana. Repito, se supone que así está. 

¿A dónde quiero llegar? 

Por asares del destino me tocó participar en uno de estos simulacros. Estando en el, al acompañar a la gente a mi lado, analizaba el entorno siempre en afán de "criticón". Pude ver como, aunque dentro de un ambiente relajado, recordaban y acataban con respeto el simulacro. 

Había gente que como yo no había vivido o sentido el sismo y también gente que lo recordaba "en carne propia" ... todos sin excepción y con respeto rendían un tributo con su gesto a aquellos desconocidos que la naturaleza con su furia asesinó.

Y esto se ha conseguido gracias a que la historia nos enseña acontecimiento. Gracias a que desde pequeños se inculcan los simulacros en las escuelas y se analiza con detalle lo que se sabía y ahora se sabe del terremoto que despertó a la Ciudad de México

Dice un viejo refrán que recordar es volver a vivir... yo diría más bien que recordar nos lleva a no olvidar, a hacer presente aquello que se trae al hoy para aprender de el. 

Recordando no solo conmemoramos a las víctimas de un hecho trágico. Recordando logramos que sus voces y gritos nunca cesen de resonar en la conciencia colectiva; sus palabras nos pueden guiar para evitar que acontecimientos de tal magnitud nos arrebaten tantas vidas logrando con cada una de sus sílabas reforzar la cultura de protección civil y, aunado a ellos, mejorar protocolos de atención a emergencias. 

Si dejamos que tan solo una voz de esas miles se silencie iniciaremos un camino hacia la perdición. Las tragedias nacionales -sobretodo- no deben nunca ser olvidadas, ya sea por fenómenos naturales o consecuencia de actos humanos, puesto que no hay mejores maestros para evitar nuevas tragedias que aquellos que ya se han ido




La imagen la obtuve La voz de Sexta Azcapotzalco, fue captada en septiembre del 85´. 

Reflexión: Mi vecino no me dejó dormir.


Artículo publicado originalmente en Filosofía en la Red. Puedes leer un artículo nuevo cada martes a las doce de la mañana [México; diecinueve horas España]

Sábado para amanecer domingo. Noche en casa con un plan de dormir desde temprano hasta lo más tarde que me permita mi cuerpo del día siguiente. ¿Suena hermoso?, ¿no?

Ahora, agregémosle que todo se viene abajo porque uno de mis vecinos decide estrenar su bocina llegada desde China que compró porque según leyó que contaba -¡vaya que si no!- con un sonido potente. Y para colmo la prueba desde las veintidos horas hasta las diez de la mañana... resumen: una noche completamente en vela por culpa de terceros.

Mi primera reacción fue, a eso de las tres de la mañana, salir a mentarle la madre... pero me detuve. Respiro profundamente para dar una oportunidad a su prudencia pero no, la fiesta sigue y sigue... hasta que apaga la bocina a las diez a.m. del domingo. 

Ya medio zombie por el desvelo mi mente comienza a imaginar posibles escenarios; uno de ellos fue pegar la bocina a la pared contigua [que da a su casa] a todo volumen para cuando presumiblemente él intentara dormir no dejarlo pero luego de un rato de pensarlo decido no hacerlo. 

¿Por qué? 

Reza un dicho que "quien a hierro mata, a hierro muere". ¿Qué quiere decir ésto? Que la venganza nunca es buena, que la violencia no hace otra cosa más que engendrar más violencia cayendo en un círculo vicioso de nunca acabar.

Y, por ende, si yo caía en la tentación de contraatacar a mi ruidoso compañero de colonia generaria, como mínimo, que él lo volviera a hacer una y otra vez con su contraparte mía. 

Por eso opté, no por miedo sino por prudencia y sobretodo inteligencia, no agredir de la misma manera. La siguiente opción fue -es, al día de hoy ya que todavía no lo consigo- hablar con él, educadamente, para buscar y mediar un volumen decente y prudente para sus largas noches.

La enseñanza de todo es la diplomacia y, más relevante aún, la no violencia. En un mundo donde las agresiones y los conflictos están a la orden del día tenemos que apostar por contener nuestro ímpetu de "el que me la hace la paga" versus el ser civilizados. 

Para tener paz debe de empezar uno de los bandos involucrados.



La imagen del artículo la obtuve en Que

Juegos Paralímpicos: ¿de verdad se promueve la no discriminación?

 

Desde mil novecientos ochenta y ocho los Juegos Paralímpicos se celebran paralelamente, con unos días de diferencia, en la misma sede de los Juegos Olímpicos pero fue hasta dos mil uno cuando se formalizó un acuerdo entre el COI y el CPI [Comité Olímpico Internacional y Comité Paralímpico Internacional, respectivamente] para ello. 

Aunque en teoría ambos comités, y el movimiento olímpico en general, se oponen a cualquier discriminación el hacer los eventos de manera aislada da mucho de que hablar. 

No es solo por la falta de apoyo a los atletas de los partners o de los comités olímpicos nacionales, o por la cuasi nula transmisión -y difusión- de los eventos cuando comparamos el complejo, elaborado y millonario ecosistema formado alrededor de los deportistas de la justa Olímpica tradicional

La idea en general es genial pero existe un pero. 

El dar una oportunidad de vida y verlo como una opción incluyente y activa a personas que por situaciones diversas [ya sea de nacimiento, por alguna enfermedad o accidente] se ven "limitados" -entrecomillo- a realizar cierto tipo de actividades consideradas por la mayoría como normales es sin duda algo que agradecer, y que admirar. 

Pero la manera en que la llevan a cabo es errónea o, al menos, no del todo buena. 

Un movimiento que nació con la bandera de la no discriminación separa a los competidores "normales" de los paralímpicos. "Celebra" el movimiento olímpico en dos grandes segmentos, con varios días de separación, y sin un empuje similar. 

¿No sería realmente incluyente realizar los eventos a la par? 

Es decir. En lugar de quince días de competencias olímpicas convertir la justa cuatrianual en un evento mensual, en donde aunque separados por categorías [debido a las características propias de todos los competidores] convivan y compartan no solo el Medallero sino la Villa y gocen de la misma difusión y merchandising.  

Los atletas paralímpicos son personas que, por solo verles competir merecen y obtienen una enorme admiración por parte de no pocas personas. Muchas personas en situaciones similares a ellas, o incluso con menor severidad, se dejan derrotar y transforman su vida en un viacrucis mientras los competidores paralímpicos demuestran que la sola voluntad y, sobretodo, la mentalidad ganadora, puede más que cualquier limitación física. 

Necesitamos como sociedad más ejemplos como ellos. Más medallistas paralímpicos que nos restrieguen en la cara que pese a no tener alguna extremidad, no poder ver u oír o no poder caminar por propio pie obtienen récords olímpicos y ganan medallas las cuáles quizá muchos de nosotros, simples mortales [no deportistas de alto rendimiento], no podríamos conseguir. 

Pero necesitamos aún más lecciones de inclusión. Poder ser testigos de que un deportista ciego y alguien que puede ver comparten la misma mesa de la Villa Olímpica. Que las medallas que se obtienen en los cien metros en sillas de ruedas cuenten igual en el medallero olímpico histórico que las medallas que obtiene Bolt para Jamaica. 

Así como las Olimpiadas tradicionales enseñan que pueden convivir en un mismo evento ciudadanos de países en guerras, hombres blancos y negros, una mujer en burkini y otra con bikini... así se necesita empezar a aleccionar a toda la sociedad que se puede y debe incluir en su entorno a personas a las que malamente se etiquetan como discapacitados. 

Y una buena manera de empezar es compaginar ambas competencias internacionales. 




Puedes conocer más sobre los Juegos Paralímpicos en la Wikipedia
La imagen del artículo es original de Sport.

¿La libertad de expresión debe de ser limitada?


Como parte de los cambios que iré implementando poco a poco en el bLogdemiguE están que éste aunque mantendrá su esencia se verá enriquecido con post más regulares y de más amplia temática

Explico.  

Antes -aunque lo sigue haciendo- el bLog fungía como un blog sobre religiones desde un punto de vista neutral y tolerante... ahora la definición del mismo sería más bien: el blog de un estudiante y apasionado por las religiones, su entorno, su historia así como la crítica a fanatismos y radicalismos  y, al mismo tiempo, un espacio de expresión más amplio para mí como futuro Lic. en Ciencias Religiosas desde una óptica filosófica, antropológica y religiosa.

Dentro de estos cambios está la colaboración -retomar- semanal con el blog Filosofía en la Red así como un rediseño tanto del blog como de mi sitio personal. A su vez, compartir en este espacio de la web (el blog) mis trabajos tanto en otros sitios como los exclusivos para el bLog de miguE.

Espero le agrade querido lector esta nueva etapa. Inicio compartiendo mi última columna en Filosofía en la Red del martes seis de septiembre del dos mil dieciséis. 

Mi primera columna en éste blog fue precisamente sobre la libertad de expresión. En esa ocasión el discurso se centró en los atentados hacia la revista sátirica Charlie Hebdo -el siete de enero del dos mil quince- y la consecuente solidarización del mundo hacia con ellos en pro de la libertad de expresión. 

Con el paso de los días el hashtag #JeSiuisCharlie [#TodosSomosCharlie] se volvió la bandera de apoyo a las víctimas -de los atentados- pero, sobretodo, se convirtió en un grito mundial en pro de los derechos democráticos frente a grupos o ideologías fundamentalistas. 

Éstos últimos días Charlie Hebdo ha vuelto a ser atención mundial. ¿El motivo?: la publicación de una viñeta que se mofó de las víctimas del sismo del veinticuatro de agosto [dos mil dieciséis] de seis puntos dos grados de magnitud en Italia que dejó, entre otras muchas cosas, más de trescientos muertos. 

¿Seguimos siendo todos Charlie Hebdo?

La reacción en cadena que provocó el semanario francés no se hizo esperar. El mundo se cuestiona sobre qué tan políticamente correcto fue hacer dicha mofa, si la libertad debe de tener un límite... y si al ponerlo se caería en la tentación de censurar. 

Quise hacer esta introducción -quizá fuera de contexto pero al mismo tiempo parte de- para dar pauta a un caso que sucedió en mi país, México, en donde se nos dice que tenemos libertad de expresión. 

En días recientes [el veintiocho de agosto, dos mil dieciséis] falleció un artista, cantante, autor y, sin duda, un representante de la música mexicana: Alberto Aguilera Valadez, mejor conocido como Juan Gabriel. En mi blog hablé sobre él y sobre la doble moral que la sociedad mexicana ha encarnado: 

¿Por qué? Porque un país que marcha en contra de los derechos de los homosexuales se rinde en homenajes y honores, incluso en el Palacio de las Bellas Artes, a un cantautor abiertamente homosexual. Y en televisión nacional. 

Y este país que vive con la muerte de Juan Gabriel una etapa bipolar con respecto a miembros de la comunidad LGBT defiende a capa y espada a su Divo muerto. Tan es así que luego de una publicación de Nicolás Alvarado, quien fuese director por ocho meses de TV UNAM [canal de televisión pública de la máxima Casa de Estudios del país], éste tuviera que renunciar a su cargo. 

¿La causa?: haber ofendido a Juanga, como le decíamos de cariño. 

En la polémica columna, que a mi gusto personal fue malinterpretada, el autor calificó al difunto artista como un letrista torpe con una vestimenta que le irrita no por jota sino por naca.

Según Felipe López, ex director de Radio Unam, las lamentables declaraciones -así dijo- no son un tema de libertad de expresión [...] pero viniendo de un director de una televisora pública que pertenece a la máxima casa de estudios del país [...] para algunos sectores las palabras serán discriminatorias por el tono de naco o jotas [...] porque están en contra de los principios objetivos [...] que tienen que estar basados en la tolerancia, respeto y defensa de los derechos humanos. 

Y la pregunta del millón... ¿ser funcionario público, ó al serlo, te quita el derecho de expresar tu opinión personal? Creo que no. 

Todos tenemos el derecho de expresarnos libremente. Y aunque el artículo diecinueve de la Declaración de los Derechos Humanos expresa que al ejercerla [la Libertad de Expresión] no debemos de violar los derechos o reputación de los otros ésta no se debe de censurar ni restringir. 

¿Costarte tu trabajo? La respuesta, amable lector, para mí es que tampoco. Aunque tengas un cargo, cuál sea que éste fuere, no renunciamos a nuestra identidad y firma personal. Podemos -y debemos- expresarnos como nosotros y, cuando firmemos o declaremos en nuestro cargo, evidentemente, limitaremos nuestro hablar a las políticas de la institución a la que pertenecemos. 

Nicolás Alvarado publicó como Nicolás Alvarado no como director de TV UNAM. Y así como criticamos a los fundamentalistas islámicos de no tolerar burlas hacia Alá y su profeta defendiendo a Charlie Hebdo debemos aceptar que aunque raye en lo indecente la burla al sismo de Italia, a un ídolo como Juanga o a una tragedia como el accidente de Malaysia Airlines... la libertad no debe de ser acotada porque aunque es una línea muy delgada se tiene el riesgo de censurar, y por tanto, en caer en totalitarismos. 

Y eso sí sería una verdadera desgracia. 



La imagen del artículo es original del Periódico Tiempo

La muerte de Juan Gabriel: un país machista llora a un homosexual.


En una entrevista en el programa televisivo Primer Impacto, de la cadena Univisión [EU], el periodista Fernando del Rincón le preguntó a un joven Juan Gabriel sobre su orientación sexual, él respondió: "dicen que lo que se ve no se pregunta, mijo". 

Podría hablar mucho sobre Alberto Aguilera Valadez, Juanga, un intérprete, músico, productor, cantautor mexicano ganador, entre otras muchas cosas, de once premios Billboard que inició su carrera en mil novecientos setenta y uno pero realmente la música no es lo mío.

Dejemos a la Wikipedia hablarfue un cantante que imprimió de un sello particular y atrevido a la música mexicana [...] gracias a su estilo interpretativo único y cautivador [...] del linaje de los showmens.

El mundo virtual fue testigo [el veintiocho de agosto del dos mil dieciséis, día de su muerte] por Twitter -y diferentes redes sociales- de la dimensión del cantautor ya que no únicamente artistas con los que trabajó el Divo de Juárez [apelativo con el que se le conocía] sino que incluso el presidente de México Enrique Peña Nieto, el presidente Barack Obama [EU] ó Nicolás Maduro [Venezuela] expresaron su sentir públicamente. 

Además, el Secretario de Cultura del país [México], por orden expresa del Presidente, abrió el Palacio de Bellas Artes, el recinto cultural más importante del país, en la Capital para rendir, si su familia lo desea, un homenaje de cuerpo presente. 

Lo anterior puede darnos una idea, aunque sea cercana y pincelada, de lo que fue Juan Gabriel para el mundo de la música y de la cultura popular mexicana aunque su legado no se limitó a los hispanohablantes sino que algunos de sus éxitos, como el de No tengo dinero, fueron traducidos a idiomas como el japonés ó el portugués.

Pero mi artículo no es para hablar sobre su herencia musical ó para llenar la blogósfera de un post más sobre la muerte de Juanga

El motivo que me impulsa a escribir no es otro más que el ver cómo, pese a que México en particular, y Latinoamérica en lo general, es una sociedad machista [aunque el resto del mundo no se libra de ello] la muerte de una persona abiertamente homosexual -y que siempre pugnó por los derechos de la comunidad LGBT- cimbró un país que llora sin tapujos por su partida. 

Y sí. Descaradamente en medio de la controversia de la iniciativa de ley del gobierno federal mexicano en pro de legalizar los matrimonios igualitarios y de la no pública pero sí conocida homofobia o, al menos, discriminación y mofa hacia personas con preferencias sexuales no heterosexuales el pueblo latino se encargó de engrandecer, popularizar y catapultar a la fama a un joven michoacano que desde los inicios de su carrera se veía "rarito". 

Estamos hablando de los años setenta en un país donde ser macho era lo que un hombre tenía que ser. Y aún así, y pese a ser así, México se doblegó a las creaciones musicales de don Alberto Aguilera

Pasaron los años y su fama no hizo más que crecer. Cuarenta y cinco años de carrera hablan por sí solos en los cuáles logró que tanto la plebe como la aristocracia tararearan y conocieran al menos un par de sus canciones.  

Un México que se dice plural pero que en la práctica es homófobo le rinde homenajes, le quiere y le recordará por siempre. Un México que marcha a favor de la familia tradicional [alentados por la jerarquía católica, aunque luego salieron a deslindarse de ello]  

La comunidad gay en México se siente desnuda frente a la discriminación. Se sabe de ello, somos testigos de la discriminación... pero Juan Gabriel resquebraja tabúes y con ello vemos un ejemplo, de muchos, de que la discriminación, las fobias y odios son algo aprendido y no algo natural. 

Todos reconocen el talento del Divo de Juárez. Todos se rinde ante él. Todos demuestran, de una u otra manera, su luto. Todos, hasta los machos bigotudos más rudos que bailan al ritmo del Noa Noa

Ojalá que la muerte de Juanga sirva como parteaguas para demostrar que el talento no discrimina preferencia sexual, que la grandeza puede y es de todos, que México puede ser -y de hecho es, de alguna peculiar manera- un país que convive, reconoce y acepta sin críticas ni fobias a los homosexuales



Imagen de ICEV [Instagram].
juanga, juan gabriel, divo juarez, el divo de juarez, muerte juan gabriel, alberto aguilera, alberto aguilera valadez

La razón de que los divorciados vueltos a casar no puedan comulgar [opinión].


Cuando el Papa Francisco convocó a los dos últimos Sínodos sobre la familia (uno extraordinario, en dos mil catorce; otro ordinario, en dos mil quince) muchos se sorprendieron de que el cardenal italiano Ennio Antonelli, presidente emérito del Pontificio Consejo para la Familia, no fuera invitado.

Durante los mismos y tras la publicación el ocho de abril del dos mil dieciséis de Amoris Laetitia (La alegría del amor), la segunda exhortación apostólica de Bergoglio, el cardenal italiano no cesó de referir en diversos medios su temor sobre la posibilidad de que el pontífice argentino llegara a permitir algún tipo de absolución para que divorciados o separados viviendo en una segunda unión pudiesen comulgar. 

Afortunadamente para él, y para la ortodoxia católica, la doctrina sigue como siempre: quiénes viven una segunda unión están en pecado mortal y por tanto no tienen lícitamente derecho a comulgar. 

Es interesante leer entre líneas y descubrir el origen del pensamiento de Antonelli -y quizá, de muchos teólogos católicos- que va más allá de asuntos meramente de fe

Si se legislara dentro del Derecho Católico a favor de la comunión a separados/divorciados se perdería por tanto el sentido de la indisolubilidad de matrimonio. 

Hipotéticamente, pues, se abriría una puerta de misericordia pero se perdería un cimiento clave y fundamental dentro de los estatutos vaticanos. 

Y, para rematar, e incluso más importante aún, se perdería la relevancia de la celebración misma del sacramento fragmentando por ende las bases doctrinales.

Es decir, el matrimonio como tal -no olvidemos que es uno de los siete sacramentos de la Santa Madre Iglesia, y por tanto una gracia divina- carecería de total sentido ya que pasaría a ser un ritual meramente social, manipulable al antojo de los fieles (perdiendo el control la Jerarquía) y por tanto desechable. 

De esta manera la Iglesia, la institución, tiene poco que ganar aceptando la recepción legítima de la Eucaristía a personas con una segunda unión que manteniendo su postura actual y centenaria. 

La indisolubilidad es algo que no puede estar en tela de juicio ni convertirse en una práctica común (al menos, claro, que inyectes un poco de dinero al Vaticano -por eso es importante mantener el control de la indisolubilidad dentro de la Jerarquía-) y por tal el sueño de que las personas en unión libre o con una segunda nupcial civil de poder comulgar con la conciencia tranquila no deja de ser, al menos hasta ahorita, una utopía.


amoris laetitia, la alegría del amor, divorciados vueltos a casar, comunión a divorciados
Artículo de referencia: Chiesa
Imagen de: Infovaticana

Ramadán 2016 [galería]



En dos mil quince, al finalizar el Ramadán, en el bLog de miguE se publicaron una serie de fotos para dejar acta del hecho; ahora, un año después, volvemos con una recopilación de las mejores fotos de los festejos y recogimiento en el sagrado mes musulmán. 

Durante el Ramadán (en árabe رَمَضَان ramaḍān) -que es el noveno mes del calendario lunar del Islam-  los musulmanes practican el ayuno (uno de los cinco pilares de la religión) -y la abstinencia de beber y tener sexo- con el fin de centrarse a la oración y la caridad, desde el alba hasta la puesta del sol. 

Sin más, la galería: 










































Las imágenes se obtuvieron del sitio The Atlantic [1] [2] siendo y manteniendo ellos los derechos del Copyright; en el bLog de miguE se utilizan con fines divulgativos. 
islam, ramadán, musulmanes, mes ramadán, meca, ayuno, pilares del islam, cinco pilares, la meca

"(...) un blog es la voz sin editar de un individuo."
Dave Winer.