La razón de que los divorciados vueltos a casar no puedan comulgar [opinión].


Cuando el Papa Francisco convocó a los dos últimos Sínodos sobre la familia (uno extraordinario, en dos mil catorce; otro ordinario, en dos mil quince) muchos se sorprendieron de que el cardenal italiano Ennio Antonelli, presidente emérito del Pontificio Consejo para la Familia, no fuera invitado.

Durante los mismos y tras la publicación el ocho de abril del dos mil dieciséis de Amoris Laetitia (La alegría del amor), la segunda exhortación apostólica de Bergoglio, el cardenal italiano no cesó de referir en diversos medios su temor sobre la posibilidad de que el pontífice argentino llegara a permitir algún tipo de absolución para que divorciados o separados viviendo en una segunda unión pudiesen comulgar. 

Afortunadamente para él, y para la ortodoxia católica, la doctrina sigue como siempre: quiénes viven una segunda unión están en pecado mortal y por tanto no tienen lícitamente derecho a comulgar. 

Es interesante leer entre líneas y descubrir el origen del pensamiento de Antonelli -y quizá, de muchos teólogos católicos- que va más allá de asuntos meramente de fe

Si se legislara dentro del Derecho Católico a favor de la comunión a separados/divorciados se perdería por tanto el sentido de la indisolubilidad de matrimonio. 

Hipotéticamente, pues, se abriría una puerta de misericordia pero se perdería un cimiento clave y fundamental dentro de los estatutos vaticanos. 

Y, para rematar, e incluso más importante aún, se perdería la relevancia de la celebración misma del sacramento fragmentando por ende las bases doctrinales.

Es decir, el matrimonio como tal -no olvidemos que es uno de los siete sacramentos de la Santa Madre Iglesia, y por tanto una gracia divina- carecería de total sentido ya que pasaría a ser un ritual meramente social, manipulable al antojo de los fieles (perdiendo el control la Jerarquía) y por tanto desechable. 

De esta manera la Iglesia, la institución, tiene poco que ganar aceptando la recepción legítima de la Eucaristía a personas con una segunda unión que manteniendo su postura actual y centenaria. 

La indisolubilidad es algo que no puede estar en tela de juicio ni convertirse en una práctica común (al menos, claro, que inyectes un poco de dinero al Vaticano -por eso es importante mantener el control de la indisolubilidad dentro de la Jerarquía-) y por tal el sueño de que las personas en unión libre o con una segunda nupcial civil de poder comulgar con la conciencia tranquila no deja de ser, al menos hasta ahorita, una utopía.


amoris laetitia, la alegría del amor, divorciados vueltos a casar, comunión a divorciados
Artículo de referencia: Chiesa
Imagen de: Infovaticana

Ramadán 2016 [galería]



En dos mil quince, al finalizar el Ramadán, en el bLog de miguE se publicaron una serie de fotos para dejar acta del hecho; ahora, un año después, volvemos con una recopilación de las mejores fotos de los festejos y recogimiento en el sagrado mes musulmán. 

Durante el Ramadán (en árabe رَمَضَان ramaḍān) -que es el noveno mes del calendario lunar del Islam-  los musulmanes practican el ayuno (uno de los cinco pilares de la religión) -y la abstinencia de beber y tener sexo- con el fin de centrarse a la oración y la caridad, desde el alba hasta la puesta del sol. 

Sin más, la galería: 










































Las imágenes se obtuvieron del sitio The Atlantic [1] [2] siendo y manteniendo ellos los derechos del Copyright; en el bLog de miguE se utilizan con fines divulgativos. 
islam, ramadán, musulmanes, mes ramadán, meca, ayuno, pilares del islam, cinco pilares, la meca

El error del Papa Francisco con Instagram.


En dos mil doce Benedicto XVI decidió abrir una cuenta en Twitter siendo con ello el primer pontífice de la historia en mandar un tweet -lo hizo desde un iPad,el día que oficialmente se abrió la cuenta-. 

En el bLog de miguE, en su momento, abordamos la cuestión (puedes ver el articulo dando clic) haciendo un énfasis principal en lo meditado que tuvo que ser la elección del username. 

Tres años después, y con millones de seguidores en ocho idiomas diferentes en su cuenta de Twitter, el Vaticano anunció que el Papa en turno, Francisco, abriría una cuenta en Instagram (propiedad de Facebook) para ayudar, según el comunicado, a relatar el papado a través de las imágenes

Lo curioso del asunto es que el Papa que resaltan siempre los titulares no quiere llamar la atención ni ser tratado como príncipe abre una cuenta como Franciscus de nombre de usuario. 

No como “the Pope” o algo similar (en Twitter la cuenta es @Pontifex) sino una cuenta, a todas luces, personal. 

Cuando se dio el anuncio en dos mil doce de la aventura de Benedicto XVI en Twitter se resaltó la elección del nickname: Pontifex (más diagonal del idioma _en -inglés- _es -español-, _it -italiano-, etc.) y se dijo que con eso se buscaba que la cuenta fuera heredara por sus sucesores sin problema alguno ya que la palabra unifica y al mismo tiempo se enfoca directamente al cargo y no a la persona que lo ejerce en turno. 

Así se dijo. Así se entendió y así, meses después, heredó la cuenta Francisco. Ahora, con Instagram, toda la atención se centra en la persona y no en el cargo. 

En un video compartido en dicha red, el argentino señala que por medio de la red social quiere recorrer con los usuarios el camino de la misericordia y de la ternura de Dios.

Por su parte, monseñor Daría Vigano (prefecto de las comunicaciones el Vaticano) señala que las imágenes de Instagram permitirán a todas las personas que quieren acompañar y conocer el pontificado de Francisco a entrar en los gestos de ternura y de misericordia.

La cuestión aquí es el por qué no se sigue lo trazado por Ratzinger.

Independientemente de que la palabra Pontifex significa un hombre que tiende [o hace] puentes [entre dios y los hombres] el sentido del username se pierde en una cuenta que 1) no será manejada por Francisco -como suele suceder con Twitter- y 2) busca promover solo la imagen comercial de Francisco, y no al Papado o a la Iglesia como tal. 

Y es que no lo han parado de decir. 

Se difundirán imágenes del Francisco “en gestos misericordiosos”. No dicen “al Papa”, o frases del pontífice sino que todo se centra en la figura que ha dado éxito y que ha limpiado, aparentemente, ante los medios la manchada imagen del Vaticano. 

Es triste el error del Vaticano porque aunque posteriormente puedan direccionar la cuenta o lo que se les ocurra denotan que el éxito del papado recae, ahorita, en la figura de Francisco y no en lo que ser El Papa (con mayúsculas) es como tal. 


instagram, papa francisco, instagram francisco, papa instagram, franciscus 

Visitar enfermos está de moda [#crítica]


Hace algunos días caí enfermo, nada delicado pero que sí implicaba descanso obligatorio al menos por un par de días. Platicando con un amigo vía Messenger éste me comentó: “dime si ocupas algo, igual ahorita tengo que visitar muchos enfermos con eso del Año de la Misericordia”. 

El jubileo de la misericordia, conocido como Año de la Misericordia, es un es un periodo jubilar religioso celebrado en la iglesia católica para celebrar el quincuagésimo aniversario de la clausura del Concilio Vaticano II, convocado por el Papa Francisco, que cubre del ocho de diciembre del dos mil quince al veinte de noviembre de dos mil dieciséis.

El comentario ácido lo sentí en broma. Él, pese a ser católico, suele tener una mentalidad interesante, muy open, pero al mismo tiempo encendió una lucesita de advertencia en mi día a día. 

Otro día, charlando con un grupo de catequistas, salió a colación la experiencia de los retiros y grupos juveniles católicos de algunas de las chicas. Dos de ellas citaron que días atrás habían, como no, visitado a algunos enfermos. Otra agregó, en sintonía perfecto para lo del Año de la Misericordia. 

Lo peor vino de otra de las señoritas quien agregó que les había tocado lluvia: “así tiene un poco de más valor”, sugirió. 

Irónicamente, dentro del grupo de catequistas hay personas enfermas, o salidas del hospital, o ya muy ancianas pero a ellas fueron -ni van de ordinario- a ver,. Asistieron en comitiva a otro sitio. 

Sé que son dos casos pero sin duda visitar enfermos está de moda. Enfermos en su mayoría extraños (¿dónde está eso del el buen juez por su casa empieza?, cof) y solo por realizar, como buena moda, obras de misericordia corporales como lo  son el de visitar a un enfermo ya que garantiza según el Papa Bergoglio obtener indulgencia jubilar (es decir, el perdón de todos los pecados, incluso de ésos reservados a la Santa Sede).  

Y aquí viene un argumento más incisivo. 

Terriblemente muchos de los católicos, y más de ésos conocidos en el bajo mundo como cucarachas de templo, hacen muchas de las cosas recomendadas por el Papa, léase a cualquier autoridad eclesial, solo porque la recomiendan, no porque les nazca. 

Y es que hacer cosas porque alguien te dice que se deben de ser no es auténtico. Se supone que la misericordia, de la buena, brota del corazón, espontánea y libremente, como un sentimiento natural de un hijo de dios hacia otro hijo de dios. 

No es que esté mal ir a un hospital a visitar enfermos pero la mayoría de esa gente, los visitantes, son personas que el gesto lo hacen una sola vez en su vida, jamás, a no ser de que un familiar esté delicado de salud -o ellos mismos- vuelven a pisar un nosocomio. 

Seguir la moda nunca es recomendable. Es nice, es la “onda” pero como tal, dicha moda pasa, valga la redundancia, de moda y a otra cosa olvidando de tajo lo que podría haber sido el inicio de un gesto filantrópico de admirar. 

Para rematar, dicen que para ser un buen misionero -por seguir bajo el ejemplo del contexto católico- no hace falta irse a una selva cuasi deshabitada del Sahara. Puedes iniciar con el vecino de junto y darle un vaso de agua, ofrecerle de comer… siendo, en resumen, misericordioso. 

¿Para qué ir a curar la malaria si puedes atender de gripa a tu enemigo del trabajo?

Y es que eso es misericordia: abrir el corazón al miserable, como dice su etimología. Ver con los ojos de dios a los demás; sí, suena a proselitismo pero es lo que intenta vender Francisco con su año jubilar. 

Eso de ser candil de la calle y oscuridad de tu casa, dicho mexicano, es un buen gesto de que las cosas no se están haciendo bien y terriblemente es una frase que a la mayoría de los católicos de a pecho colorado le sienta muy bien. 

No me mal entiendan. 

Está bien ir a curar la malaria a África o visitar enfermos solos y abandonados en un hospital pero terriblemente se les olvida a ese tipo de gente que lo primero que debemos de ver es nuestro frente, para después ir hacia el horizonte. 

Y peor aún si las cosas se hacen o por moda, o porque “quiero conseguir algo” o porque mi autoridad eclesial sugiere que así se hago. Eso no es natural, no es sincero. 

La moda te arrastra aunque no estés desacuerdo. El “querer” algo se llama interés, y cuando algo se hace con esta primicia el gesto es todo menos auténtico. El seguir la sugerencia de alguien es tomar la vía fácil, sin decir realmente tú lo que era lo importante. 

Es por eso la crítica habitual entre los círculos de la ética hacia los creyentes: ¿soy bueno porque quiero serlo o soy bueno porque le temo a mi dios?

Si vas a hacer de algún modo, sé tú. Sin interés, sin seguir un molde prefabricado y, sobretodo, sin ser oveja ciega de una voz que no sabe ni de dónde suena.




A las mujeres se les lavarán los pies el jueves santo.


En el ritual católico de la Misa in Coena Domini [de la Cena del Señor] dentro la liturgia del jueves santo el sacerdote oficiante practica durante la misa un "lavatorio de los pies" -literal- recordando lo narrado en los evangelios previo a la Pasión de Cristo.

Desde la última reforma de la Semana Santa, bajo el decreto Maxima Redemptionis costra mysteria -en noviembre de mil novecientos cincuenta y cinco-, esta práctica se llevaba a cabo con la participación de doce hombres o muchachos "sacados" del pueblo después de la lectura del evangelio de san Juan para manifestar de forma representativa la humildad y el amor de Cristo hacia sus discípulos. 

Se puede ser árabe y no musulmán [diferencias].


Tristemente un gran número de personas cree que los musulmanes árabes son terroristas [incluso sin distinguir a uno del otro] y que toda persona seguidora de las enseñanzas de Mahoma, un musulmán, es una persona mala o y con ideas bélicas. 

Aquí una pequeña diferenciación de quién en quién en el mundo oriental. 

Árabe: grupo de personas que comparten ancestros, cultura, tradiciones y el idioma árabe. Sí, no hablan musulmán sino árabe. 
Musulmán: persona que cree en la religión de Mahoma, el Islam cuyo libro sagrado es el Corán. 
Islam: es una religión, fundada a partir de las enseñanzas de Mahoma, cuya "ciudad santa" es La Meca y cuyo D-os, Alá, es técnicamente el Dios de Abraham -YHWH- y de Jesús -de los cristianos-. Conforman cerca el veinte por ciento de la población mundial. 
Islámico: aquello que está relacionado con el Islam; como arquitectura, arte, etc.  
Islamismo: conjunto heterogéneo de movimientos políticos para adaptar -o imponer, en algunos casos- los mandatos religiosos del Islam.  
Yihadismo: una de las interpretaciones del Islam, en este caso, bajo la vertiente bélica. Aunque más que eso es, según el Islam, al decreto religioso de guerra, basado en el llamado por parte del Corán para extender la ley de Dios.
ISIS:  organización conocida como Estado Islámico; son un grupo terrorista insurgente que se fundamentalista en la práctica del Yihadismo. 
Ramas del Islam: por densidad demográfica son los Suniés, Chiíes, Jariyí. 


árabes, musulmán, musulmanes, islam, isis, islámico, islamismo, yihadismo, estado islámico, ramas del islam, sunismo, suniés, términos árabes, que es un musulmán

Moda Dolce & Gabanna para mujeres musulmanes.


Con la intención de contar una historia visual encantadora sobre la gracia y la belleza de las mujeres de Arabia, la firma italiana Dolce & Gabbana sacó el tres de enero -del dos mil dieciséis- una colección de lujo de ropa bajo el nombre Abaya Collection.

Esta es la primera vez que, pese a la pasión que diseñador Stafano Gabbana ha manifestado vía redes sociales por el Medio Oriente, en que la marca ha lanzado una línea de ropa exclusiva para este nicho de mercado. Años antes, dos mil trece, hizo lo propio cuando incursionó en Rusia. 

Aunque no es casualidad. Estimaciones financieras predicen que si en dos mil trece los árabes gastaron doscientos seiscientos sesenta y seis millones de dólares [en ropa y zapatos] para dos mil diecinueve la cifra se eleve a cuatrocientos ochenta y ocho millones. 

Parte del eslogan de la campaña cita que si el cabello de una mujer es considerado como una de sus principales expresiones de belleza, cuando ella lleva un velo, su maquillaje se convierte en fundamental; resaltando con ello que con las diferentes prendas de la colección, un selecto maquillaje y exóticos accesorios, las mujeres musulmanas pueden lucir a la último de la moda sin atentar contra sus convicciones religiosas. 

Las Hyjabs -Hijabs, velos- así como las Abayas, túnicas largas hasta el tobillo, mantienen los materiales y tendencias de colores tradicionales que la empresa emplea en su ropa occidental: seda y georgette. 

Recordemos que el velo, que lo usan las niñas desde la pubertad en presencia de varones ajenos a su familia directa, es parte medular de la tradición musulmana; y aunque Mahoma pide en el Corán que tanto hombres y mujeres se vistan de manera modesta [Surah 3, 40] son la Surah 24, 30-31 y la 33, 59 los versos que resaltan la vestimenta femenina -Hyjab, que significa ocultar, esconder-

"Y di a las creyentes que bajen la vista con recato, que sean castas y no muestren más adorno que los que están a la vista, que cubran su escote con el velo y no exhiban sus adornos sino a sus esposos, a sus padres, a sus suegros, a sus propios hijos, a sus hijastros, a sus hermanos, a sus sobrinos carnales, a sus mujeres, a sus esclavas, a sus criados varones fríos, a los niños que no saben aún de las partes femeninas. Que no batan ellas con sus pies de modo que se descubran sus adornos ocultos. ¡Volveos todos a Alá, creyentes! Quizás, así, prosperéis." Corán, surah 24, 31.

Al ser una línea exclusiva para el veintidós por ciento de la población mundial -estimado de musulmanes totales- se lanzará solo en Medio Oriente y en algunas boutiques de Londres y París [países europeos con más índice de musulmanes].

Pese a lo "open" que pudiese entenderse esta maniobra, de brindar moda a las mujeres sin violar sus tradiciones, algunas personas en redes sociales conservadoras han cuestionado la línea de ropa argumentando que ellas -las musulmanas- se cubren para complacer a Alá, y no a la moda

Debajo parte de la colección Abaya, primavera dos mil dieciséis. 




















¿Moda y religión deben estar peleadas? ¿Qué opina, amable lector?



dolce&gabanna, dolce gabanna, hijabs, hyjabs, moda lujo musulamas, colección abaya, abaya collection, stefanno
Imágenes de la Revista Style Arabia
Cita del Corán obtenida en Coran.org.arg

"(...) un blog es la voz sin editar de un individuo."
Dave Winer.